LA CAPITAL DEL FOLCLORE PERUANO

0
53

Por qué Puno es conocida como la Capital del Folclor peruano?
La región altiplánica tiene más de 350 danzas que se exhiben en la festividad de la Virgen de la Candelaria
En mérito a sus más de 350 danzas que conjugan tradiciones ancestrales y mestizaje expresadas en baile, música y arte interpretados con alegría y sentimiento desbordante que han cruzado fronteras dentro y fuera del Perú, la región Puno fue reconocida oficialmente como la Capital del Folclor peruano, el 7 de noviembre de 1985.

En mérito a sus más de 350 danzas que conjugan tradiciones ancestrales y mestizaje expresadas en baile, música y arte interpretados con alegría y sentimiento desbordante que han cruzado fronteras dentro y fuera del Perú, la región Puno fue reconocida oficialmente como la Capital del Folclor peruano, el 7 de noviembre de 1985. ANDINA/Norman Córdova

En mérito a sus más de 350 danzas que conjugan tradiciones ancestrales y mestizaje expresadas en baile, música y arte interpretados con alegría y sentimiento desbordante que han cruzado fronteras dentro y fuera del Perú, la región Puno fue reconocida oficialmente como la Capital del Folclor peruano, el 7 de noviembre de 1985.

A propósito de celebrarse la festividad de la Virgen de la Candelaria, donde se exhibe en toda su plenitud el folclor puneño, conozcamos cuáles son las danzas más emblemáticas del departamento altiplánico:

Diablada

Reconocida el 16 de setiembre de este año, la Diablada puneña es una expresión del sincretismo religioso andino-cristiano que representa la lucha entre el bien y el mal. Su origen se remonta a 1577, cuando los jesuitas se establecieron en Juli, actual capital de la provincia de Chucuito, donde en los días festivos cristianos se presentaban comedias y autos sacramentales.

A través de estas manifestaciones teatrales los misioneros jesuitas enseñaron al pueblo aimara los siete pecados capitales a modo de danza, y cómo los ángeles vencen a los demonios. Esta es una de las danzas emblemáticas de la festividad en honor a la Virgen de la Candelaria.

La resolución que la reconoce como Patrimonio Cultural de la Nación considera la importancia que esta expresión ocupa en la identidad festiva y religiosa de la población mestiza y urbana de Puno, siendo reconocida como una de las más destacadas exponentes de la riqueza cultural del departamento.

Se la distingue también por ser las agrupaciones de portadores y ejecutantes de la Diablada Puneña espacios de fortalecimiento de la identidad regional y de afirmación intergeneracional de los vínculos familiares y barriales.

Además, en virtud al hecho que la Diablada Puneña es, desde sus orígenes, un espacio de convivencia e intercambio cultural, que expresa a través de su estética y ritualidad las diversas herencias indígena, ibérica y africana que conviven y dan sentido a la realidad multicultural, mestiza y globalizada del Perú contemporáneo.

Fuente: Andina.

(Este espacio será actualizado con información de las diversas danzas del altiplano)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí