25.1 C
Lima
viernes, marzo 1, 2024

Buy now

spot_img

LA AVENTURA DEL TURISMO DE AVENTURA.

La columna del Director.

Arequipa fue hace algunos días, anfitriona de dos eventos de carácter internacional, que congregaron a los más importantes exponentes del turismo: Adventure Next y el FIEXPO Workshop & Technical Visit, que ponen en lo mejor de la vitrina internacional al producto peruano y en especial a la macro región sur del Perú. En efecto, gracias a estos eventos Arequipa y el sur del Perú intentaron sacudirse del espectro dañino de ser cuna del radicalismo y subversión que tanto daño causan a los peruanos y limpiar la imagen del país ante el extranjero. Cabe mencionar que, pese a cualquier cuestionamiento por su manoseo político, es su ente rector (MINCETUR) a través de Promperú, uno de los protagonistas clave en el éxito de este tipo de eventos y obviamente con la participación del sector privado. Muchos destinos que lucen hermosos parajes dignos de cobijar a aventureros, estuvieron presentes; Puno, otrora “Capital del Turismo Rural Comunitario”, denominación impuesta por aquella ministra Mercedes Aráoz, estuvo inexplicablemente ausente en todos los idiomas. El turismo rural, comunitario, vivencial, o como quiera denominársele, vuelve a ser el foco de la atención, sin embargo hay temas pendientes aún por resolver: como la accesibilidad, señalización, educación, seguridad alimentaria, sanitaria y ciudadana, contaminación ambiental, que deben beneficiar en principio a los pobladores locales y en segundo lugar a sus visitantes, en ese orden, y que se encuentran bajo responsabilidad de los gobiernos locales, muchos de ellos beneficiarios directos de “boletos turísticos”, cuya aplicación en su presupuesto es más que decepcionante. Y no olvidemos el ultimátum que puso la UNESCO a la Municipalidad Provincial de Arequipa por las graves infracciones al Centro Histórico que no han sido subsanadas a la fecha y que hacen peligrar su denominación mundial. Por supuesto, la corresponsabilidad de la parte privada es ineludible, la restitución de “buenas prácticas en turismo” debe ser prioritaria, así, ¿cómo pretender entonces atraer mayores flujos de turistas aventureros con porteadores mal pagados del Camino Inka, infinita cantidad de buses de turismo sin licencia, al igual que guías de turismo metalizados que piden comisiones en restaurantes, baños públicos y hasta quioscos de artesanía en el Colca? ¿O la práctica común del “chiccata” en las islas del lago Titicaca? Pongamos la casa en orden para que visitar el Perú sea toda una aventura y cúmulo de experiencias positivas inolvidables y no se esfume en el desencanto de graves contrastes.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Aticulos Relaciondos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Redes Sociales

0SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- PUBLICIDAD -spot_img

Ultimos Articulos