EN SEMANA SANTA: NO JUDAS.

Aprovechando el ostracismo inflingido, por el feriado largo, reflexiono sobre el éxodo de los judíos, dirigidos por Moisés, y que luego, por no cumplir con el mandato de Dios Padre, que le ordenó matar a todos los filisteos (conocidos hoy como Palestinos) porque si dejaban a uno vivo, el conflicto se trasladaría por los siglos de los siglos; en la actualidad es cierto. Y por lo tanto, mi reconocido agnosticismo cae en cuestionamiento.

Pero lo que me sorprende, es que tantos católicos-apostólicos-romanos-ultramontanos-ortodoxos, que pululan en el Perú, y sobre todo en el hipócrita Sur; no sé si habrán leído la Biblia (que la considero el primer libro de sociología en el mundo). Y de su lectura podrán darse cuenta que, las reglas de vida impartidas en el Antiguo Testamento, eran poco menos que sanguinarias cuando alguien las infringían: Todo era muerte, azote, mutilación. Si eso se aplicaría hoy, con los propios devotos que hacen carne el dicho de “A Dios rogando y con el mazo dando”, no habría devotos, ni delincuentes (empezando por los curas pedófilos). Y eso de que cuando a uno le dieran una cachetada, ofrecer la otra mejilla; en el antiguo testamento no existe: Es ojo por ojo, diente por diente y sangre por sangre. Así de simple.

Pero reflexionemos sobre la pasión del Cristo, que creo no murió “por nosotros”, sino por defender sus convicciones, lo que es admirable; porque hoy, hay cada “Judas” en la política, que entre ellos mismos se traicionan. Además digamos que actualmente no hay “buen ladrón”, sino digamos una ingenuo funcionario que se dejó descubrir todas las cotidianas cochinadas que hacen con el presupuesto nacional. Además los electores ¿No siguen eligiendo a los ladrones como autoridades? Y por eso todos los días crucifican las esperanzas de desarrollo de todo un pueblo. Así que eso de “A Barrabas, antes que a Jesús”, sigue vigente a pesar de dos milenios. Por gusto van contritos a visitar todas las iglesias. Se debería más bien de fijar estas fechas para los procesos electorales. Ahí veríamos la clase de “apóstoles” que hay en cada pueblo; sobre todo los que repiten en la propia semana santa: “Tengo sed”, pidiendo dos más, y eso va desde una congresista. “Hijo e ahí a tu madre”; claro, para que ella se encargue de ti, y yo ni cumpla con los alimentos. “Dios Mío porque me has abandonado”, aunque en lugar de Dios Mío, dicen: Odebrecht mía, ¿porque nos has abandonado?. “Hoy estarás conmigo en el Paraíso”; aunque para los Alcaldes viajeros del Sur, los fines de semana, el paraíso se llama “Las Cucardas” en Lima ¿O no? “Todo está consumado” Eso dice Toledo, Kuori, Moreno; y ahora el “buen ladrón” Ollanta Humala. “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen” Y Uds. Creen que las corruptas autoridades ¿No saben lo que hacen? Claro que sí, pero creen que poniendo velas gordas, rezándole a Santa Cachuchita, cargando el anda de cualquier Virgen, pasando misas concelebradas, y apareciendo con cara de cordero degollado ¿van a mostrar inocencia? Y esa famosa palabra, hace que en los juicios, le echen la culpa al contador o al asesor; porque “ellos no sabían de administración pública”.

Ahora, con el cuento del feriado largo, se organizan y publicitan cada orgía (llámese campamento) que hace recordar a los mercaderes del templo, a quienes el Cristo los arrojó a patadas, sin llamar al Serenazgo; ni a los Fiscales (que por Semana Santa extrañamente sus celulares no timbraron). Por eso, si son tan católicos y devotos de las “obras pías del Opus Dei”, mejor que, en Semana Santa: No Judas. Prefieran a otros discípulos, menos a él.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más