LAS “COMBIS” H-I EN CUESTION ¿SER O NO SER?

LAS “COMBIS” H-I EN CUESTION ¿SER O NO SER?

Escribe: Luis Miguel Pino Ponce
Con motivo de la reforma del Reglamento de Transporte Terrestre, se ha tocado un tema muy sensible: La posibilidad legal o no de que las famosas “combis “ H-1, puedan trabajar para el exigente sector turismo. Y antes de tocar el fondo del asunto es menester como siempre mirar con ojo crítico la realidad del transporte turístico. Y es que como siempre, cualquier buena iniciativa, en el Perú se prostituye groseramente; así ha pasado con los “standares internacionales en Derecho Penal”, cuyo hijo se llama el Sistema Acusatorio; el mismo que brilla y es predectible en Europa, Estados Unidos, Chile, o Colombia; en cambia acá en el Perú, y particularmente en Puno es un absoluto FRACASO.
Igual es el tema del modelo de tributación, que lo idearon los canadienses, adoptaron los chilenos; y nosotros lo pervertimos. Así, las prácticas combis “H-1”, diseñadas –como todas las movilidades- para llevar entre 4 a 6 pasajeros, y que están dirigidas en todo caso para transporte ejecutivo o de turistas, en el medio las han prostituído. Porque basta que haya cualquier “pirata” que ponga en su movilidad “servicio turístico”, para aprovechando de esa patente de corso, meter a 10 o 12 pasajeros, y destinar no al servicio turístico; sino al interprovincial. Y como siempre hemos dicho, las normas en el Perú, están hechas pensando en Austria, Suiza o Alemania; pero no para el Africa o el Perú.
Y es que lamentablemente la idiosincracia del Peruano, es diferente a la del Europeo, o del Chileno; y normalmente hacemos lo imposible para  no cumplir con la norma, o “sacarle la vuelta”. Por eso es que, aprovechando la presencia de la Jefe de la SUTRAN, nos permitimos decirle y sustentar que no se prohíba la circulación de los “H-1” como se pensaba hacer para desaparecer la informalidad y la prostitución del término “transporte turístico”; sino que para asegurar la formalidad se imponga draconianamente el cumplimiento estricto del Reglamento, y sobre todo se pida la acreditación del Ministerio de Turismo, para ver si son o no realmente empresas turísticas. Felizmente la Comisión Especial que trabaja las reformas, ha aprobado la circulación de esta unidades, pero con las exigencias de ley. A la par de que somos partidarios de que en todo el sector se impongan medidas más drásticas para terminar con la informalidad del Sector Transporte, esto es vía persecución, interdicción de unidades, cancelación de rutas.
Si esto no lo hacemos, vamos a seguir lamentando más muertes, y vamos a tener un sector de transporte “turístico” que va a ser una mezcla de música “chicha”, con la disciplina de  una ”pollada”. Y nuestros empresarios tienen que entender que, para hacer buenos negocios DEBEN de cumplir con las normas y no buscar cómo no cumplirlas; y ojala más bien que se olviden de contratar “eso” que se llama “FONCAT”, que en la práctica es un saludo a la bandera; acostúmbrense a invertir en seguridad, en calidad; y en valores agregados; lo contrario es seguir en el campo del desorden y del caos, y de los servicios prestados con “oncesito nomás”.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más