¿LA MARCHA O MANCHA DE LA IZQUIERDA?

Una vez más, salen cual murciélagos de su letargo de cabeza, los izquierdistas que usan la tecnología del odiado imperialismo, y vistiendo polos con frases en inglés y con zapatillas Nike. Lo peor: Pregonan, con sus eternos “puñitos en alto”, y con los mismos verbos y monsergas que ahora “están en contra de la corrupción”, y por ahí se filtra un despistado que asevera “todo por culpa de este modelo neoliberal-malo-cochino-puf.”.

Olvidan estos, que la tan mentada Odebrecht, es la madre putativa de casi todos los “gobiernos de izquierda, del socialismo del Siglo XXI”. ¿O no financiaron la campaña del compañero obrero Lula Da Silva, de la expectorada ex – guerrillera Dilma Rousseff? Y no se quieren acordar de la “compañera” socialista “super fashion” Chistina Kishner; ésta última tiene la misma cantidad de procesos por corrupción que sus vestidos “super chic”.

¿O no se acuerdan de que Michelle Bachelet, la gobernante chilena; es “socialista”, y que ella y su hijo, estan con graves denuncias por corrupción? Y el gorila Venezolano, no es precisamente un buen ejemplo de gobierno “a favor del pueblo”, que no tienen siquiera papel higiénico, aunque en su lugar podrían utilizar algunos clásicos marxistas, porque además, los “izquierdistas” de hoy lo único que tienen es ambición; pero no los encuentro con cultura ecuménica. Además, y si aterrizamos en el Perú, ¿No fue acaso la famosa izquierda miraflorina la que apoyó incondicionalmente a Ollanta Humala? Y justamente por eso, es que uno de sus primeros congresistas era Javier Diez Canseco, y luego la izquierda colocó como embajadora en Uruguay a la super enjoyada gorda “socialista” Aida García Naranjo, y al conocido “coche-bomba” Nicolás Lynch en Argentina, el mismo que hasta permitió alegremente una marcha de terroristas contra la embajada del Perú? Humala, hijo putativo de la izquierda peruana, tuvo el aliento de la “nacionalista de chocolates Govinda y de trajes Pierre Cardin” Nadine Heredia; y ésta última tuvo como asistente directa, y encargada de las “agendas hablantes” a la hoy, dirigente super-plus de lo que queda de la “izquierda peruana” Verónica Mendoza. ¿O me van a decir que también fue traicionada?

En una palabra, ser de “izquierda-socialista-originario” es sinónimo de dos cosas: O suprema ingenuidad (tipo la novia del pueblo) o de ser gran convenido. Nada más. Por eso es que también se subieron al carro de los “oenegeros” todos los que con Susana Villarán (otra izquierdista miraflorina), hicieron pasto de todos los fuegos de la Municipalidad de Lima, y de la Caja Metropolitana: Es que los comunistas, saben tanto de Banca y de Seguros, como seguramente yo de ordeñar a burros.

Pero lo más costeante, es escuchar un zurdo ilustrado (ahora ya no los hay, o no los conozco) como Rolando Breña Pantoja, para decir que ya no están contra el mercado, sino con el mercado. Al cambio es un alquimista de la política. La izquierda en el Perú, ahora, es como los comunistas puneños que se reclaman marxistas-leninistas-maoistas-trotskistas-albaneses-norcoreanos-castristas-senderistas-“originarios”: ¡Pero bailan en Febrero por la Virgen de la Candelaria! De manera que la hoy “marcha contra la corrupción”, dirigida y alentada por los comunistas, es una muestra más que solo sirven para eso, gritar las mismas monsergas; y para tirar piedras. Porque para gobernar; son lo mismo que un chancho en una cena de gala: Mejor están como plato de fondo para comérselos; que para tenerlos sentados en la mesa como invitados.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más