EL CHORO SAGRADO .

A él, se le perdió un día. De manera que cuando muera – espero no tan pronto, tiene que estar encarcelado- seguro lo velarán tres días (no vaya a ser que se levante). Es que, en el año 1998, cuando desapareció, supuestamente “secuestrado”; y por tres mujeres (tan pobrecitas, que andaban con poca ropa) y durante todo ese tiempo, se aprovecharon del “hermano originario” en el Hotel “Melody”. Pero como estaba ya en carrera política, la judía-americana Elianne Karp, mareó a muchos bobos, con el cuento del “secuestro-ordenado-por la mafia-fujimontesinista-mala-cochina-puaf”. Eso era más falso que un huaco de plástico.

Luego, con el tiempo, la judía dijo en pleno mitin que su cholo (hoy choro) “es sano y sagrado”, traducido significa que, algunas veces estaba sano, y que sagradamente era visitado por su gran amigo, el gringo “Jhonny Walker” (normalmente vestido de azul). El hambre de poder los volvió a unir, porque existe una denuncia abandono de hogar puesta por él mismo en contra de la judía en 1986, quien se fue con otro. Después, le salió la hija negada por todos los medios: Saraì; quien mostrando que desde su apéndice nasal (lo tiene igual que su padre) era su hija; seguía negándola, y al final tuvo que reconocerla. Otra mentira más que lo mostraba por completo; no en vano dicen que la mentira tiene patas cortas.

Luego, ante el escándalo de Ecoteva, quiso también marearnos con el cuento del “dinero-de-la-suegra-quien-recibió-una-indemnización-por-el holocausto-nazi”; y ahora, con el otro cuento de que es “profesor visitante” en Stanford; cuando esta universidad lo negó. Sin embargo, lo que debemos de recordar, es que junto al “choro sagrado”, estuvieron muy pegados los consabidos ganapanes, esos que son “hombres-corcho”, que se pegan al poder, no importa quien esté: Ahí están todas sus listas congresales, llenas de sinuosos personajes con limitada cultura, pero con gigantescas ambiciones; y que luego al igual que las ratas, se fueron prestamente de la bancada Toledista; arguyendo “ser invitados”. También los “operadores políticos” ¿No se acuerdan del micro-partido, el FIM, con Olivera y sus cuatro gatos? Me gustaría escuchar que dice ahora Gustavo Pacheco, sobre el personaje a quien tanto blindó. Y ni que decir de la siempre dispuesta para cualquier partido: Anel Towsend quien fue su Ministra.

Pero, en esa orgía de moluscos también le toca arroz a PPK, quien fue su Premier y Ministro de Economía, pero éste sale orondo a decir que “no sabía”; vaya, vaya, si es lo mismo que dijo Enrique Cornejo del “compañero” Jorge Cuba; y Alan García sobre los negocios de Chinguel. ¿Uds. les creen? Lo que se tiene que hacer ahora, fuera del encierro del “choro sagrado”, es investigar a todos y cada uno de quienes tuvieron relación con Toledo, y no es una cacería de brujas; sino que tal como decía Fujimori: No seamos caídos de palto. Porque en el Perú, no se presume la inocencia de la clase política; sino su culpabilidad. Y en la política no hay coincidencias, hay complicidades; es que de todo lo que vemos resulta que, nuestros políticos son tan derechos, como la cola del chancho.

Finalmente, yo que he leído el libro de Toledo “La Sociedad Compartida”, (que no lo conocen ni por el forro, los iletrados de sus seguidores), en ése figura como gran tesis de que: La corrupción, al igual que el tango se baila entre dos. En su caso, ya no es un tango, es un “pollada”; tal y como esos tumultos que hay en la carretera central los días domingos. Seguro que de ahí vamos a sacar a muchos “cantantes”, y que inclusive están sirviendo al actual gobierno.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más