DE DERECHO; NO DE DERECHA

Luis Alberto Sánchez, al escribir sobre el fundador de la Universidad Católica, el aristócrata historiador y político Marqués de Montealegre y Aulestia, don José María de la Riva- Agüero y Osma, tituló su obra como “Conservador no; reaccionario si”. Lo que desde el título describía lo que hoy, el común de la gente confunde con la tendencia liberal. Y nosotros quienes nos reclamamos liberales, estamos tan lejos de la derecha, como los comunistas lo están de la democracia. Lo explico: La derecha, la aristocracia; es el gobierno de las quienes quieren mantener sus privilegios, vivir de sus rentas; no trabajar, impedir que haya competencia, que haya otros emprendedores. Y todo eso había en el despotismo francés, con los “Luises” hasta que en 1789 la gran Revolución Liberal lo destruyó, aplicando en el gobierno: Libertad para invertir, Igualdad en las oportunidades; y mucho después (producto de lo que se conoce como “La comuna de París) se adicionó: Fraternidad.

Por eso, cuando a quienes defendemos la propiedad privada, el capitalismo horizontal; y los emprendimientos privados ante el atropellos del Municipio y otras reparticiones públicas, que son la versión “chuncha” del despotismo. Y que tal como sucedía en la edad media, se persigue a los empresarios, se proscribe a los inversionistas que quieren invertir en Puno; y se condena al averno de los “hermanos originarios”, a quienes buscamos la singularidad; nos sorprendemos con el grado ignorancia política que existe en el medio: No se puede confundir a la derecha, con la opción liberal. Y tal grado de ignorancia hace que también se confunda imposición tributaria, con exacción; autoridad, con prepotencia. Y sobre todo terquedad con convicción.

Ahora, tanto los confundidos neófitos; o acomplejados, que hacen una “salchipapa” con definiciones políticas; y que en Puno (explicable por su proverbial ignorancia) existen, no pueden explicar cómo es que tantos “izquierdistas originarios”, “aymaras marxistas”, o “proto-senderistas” avenidos luego a Alcalde ú Gobernador Regional; llegan solamente para dos cosas: Evitar el desarrollo del capitalismo en Puno, y embolsillarse la mayor cantidad de recursos del Estado. Es que saben que si hay inversión privada, su prédica boba, aunque sea disfrazada de “comunismo originario” desaparecerá; y que si no aprovechan esta oportunidad, otra no habrá. Por eso estamos a la cola de las inversiones, por eso es que estamos mal vistos. Y que no importa a donde viaje el Alcalde o el Gobernador Regional, igual mirarán mal a la región Puno.

De manera que, cuando hacemos un análisis económico de esta coyuntura, lo único que nos queda decir, es que en la relación costo-beneficio; es Puno el perjudicado, y ellos son los beneficiados ¿O creen uds. que es al revés? Y no existe norma local o regional que promueva la inversión privada y la creación sana de puestos de trabajo. Por eso cuando me endilgan algunos bobos el mote de “derechista”, me burlo. No soy de derecha, soy de Derecho.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más