EN DEFENSA DEL MODELO ECONÓMICO.

Después de escuchar el debate, alguien debe de hacer una defensa por el modelo económico implantado por Fujimori. No voy a votar por la boba lista que presenta para Puno; porque seguro estoy, que ni siquiera pueden distinguir entre inflación y deflación. Es que si se quiere cambiar el modelo de economía abierta, liberal o de mercado; por uno intervencionista, socialista o de control de precios, va a significar que el Estado sea quien fije los “precios oficiales”, y tal como se hacía antes, volverán a nacer los hijos putativos: Acaparamiento y Especulación, es que si no hay incentivos para producir y ganar más, entonces se esconderá la producción y se venderá a quien compre un producto amarrado a otro.

Eso pasó en el Velazcato y con Alan Damián I. Es más, se impondrán las “organizaciones populares”, para que esas entelequias sean las que decidan quienes invertirán, dónde y hasta cuánto deben de ganar. Resultado: Cerrarán muchas empresas como antaño, y raudamente se irán a otros países en serio. Entonces saldrán los comunistas a decir que la escasez, y el desempleo es por culpa del “imperialismo”, y que por lo tanto, todo debe caer en manos del Estado “socialista”. Y vamos a terminar como Venezuela.

Por eso me opongo, porque conozco la realidad venezolana, porque he sufrido el control de cambios, con esa porquería del “dólar muc”, de la “estatización de la Banca”. Y eso es lo que quiere Verónica Mendoza ¿O creen que quiere atraer inversiones? Ahora, eso de “renegociar contratos” es un cuento, eso solo pueden decir quienes no conocen lo que es el Arbitraje Internacional. Nadie está a favor de las empresas contaminantes, o de las que no cumplen con los standares de contaminación, pero de ahí a que se persiga a todo aquel que quiere arriesgar su capital, es una reverenda estupidez. Ese es el problema de haber vivido siempre de las ONG´s, de haber sido siempre empleado público; o ser profesor universitario después de haber sido “dirigente estudiantil”, viven en el país de las ilusiones, pero no en la República de las realidades.

Y quienes conocemos de economía y de derecho, sabemos que cuando el Estado acude al mercado como inversionista, lo hace con ventajas y con dinero que es de todos; en consecuencia distorsiona la economía de mercado, donde todos deben de competir en igualdad de condiciones y sin ventajas. Que el modelo actual, tiene falencias y distorsiones, es cierto. Que son entes nefastos los Municipios y los Gobiernos Regionales, porque en lugar de crear condiciones de inversión, las espantan; es cierto. Que tenemos un Poder Judicial y un Ministerio Público, paupérrimo en capacidad y proactividad es cierto. Que no hay seguridad ciudadana, y la corrupción campea; es cierto. Pero si cambiamos el modelo económico, en lugar de evolucionar, involuciaremos; y como siempre estaremos en contra de la historia: Hoy del famoso “socialismo del siglo 21” solo quedan harapos: Ahí están Venezuela, Argentina, Brasil, y hasta ha perdido Evo en Bolivia; pero aquí nosotros queremos seguir a esos entuertos.

No me causa extrañeza, que en Puno el mensaje comunista, hoy vestido de mujer y con florcita, tenga prédica. Es que acá, se tiene como antecedente ese absurdo de la “comunidad campesina”, que obliga al comunitarismo anquilosado, antes que al individualismo moderno; por eso estamos a la cola de las regiones competitivas; y esto nadie quiere decirlo, por temor a enfrentarse al común denominador. ¿Me harán caso? No me hago ilusiones, pero al menos yo tengo el coraje de hablar de frente, y no como esas ovejas de los candidatos.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más