PODER JUDICIAL: TEMA TABU PARA LOS CANDIDATOS.

Los que hoy postulan al Congreso en un 99%, desconocen sus funciones y deberían de leer la Constitución, o el Reglamento del Congreso; en lugar de los consabidos “Diarios con calatas”. No tienen la remota idea de la importancia del Poder Judicial, para el desarrollo nacional. Y voy a darles algunas pastillas desde mi punto de vista del Análisis Económico del Derecho, para que entiendan (o para que alguno pueda rebuznar mejor). El Poder Judicial solicitó un presupuesto ascendente a 2,921 millones de soles, pero que el Ejecutivo solo consignó la suma de 1,803 millones de nuevos soles para el Ejercicio Fiscal 2016. La capacidad de poder resolver expedientes para un Juez, es de no màs de 800 expedientes anuales, pero recibe 2,000. Y en promedio un juicio demora en resolverse 3 años (en Puno en un conocido Juzgado Mixto, conocido por su contante y sonante morosidad demora 5 años). Por eso el sistema bancario provisiona su recuperación: El 30% del costo de un crédito bancario, está constituido por la previsión judicial, toda vez que demora entre 1 a 2 años recuperar una colocaciòn. Resultado: El crèdito Bancario se encarece en un 30% màs.

Por eso es que casi todas las grandes inversiones que se realizan en el Perú, y hasta las contrataciones con el Estado, siempre pactan “claúsula arbitral”. Es decir que todo tipo de conflictos derivados del contrato serán resueltos no por jueces, sino por árbitros; sin embargo y pese a que existe una tendencia a este mecanismo alternativo, hay jueces (uno en Puno) que ignoran soberanamente el Arbitraje. ¿En que quedamos entonces? Es el perro del hortelano judicial: No resuelve el conflicto, y cuando se encarga a otros la resolución, se niega a aceptarlo. Lo peor es que en algunos casos, cuando por fin resuelve el Poder Judicial, algunos vivos meten el consabido “interés social” para evitar la ejecución, entonces resulta que las sentencias judiciales se convierten en saludos a la bandera, convirtiendo a la justicia peruana en parte de la decoración nacional. Entonces viene la pregunta vil: ¿Uds. invertirían en un país donde no es confiable su sistema de justicia, o si el mismo no responde a la economía? La respuesta es obvia.

Pero regresando al “establo parlamentario” (Lenin dixit): el 90% de toda la legislación Peruana, sale del Poder Ejecutivo vía Decretos Legislativos; y solo el 10% sale del Congreso. Resultado: Quien debe de legislar no legisla, y quien debe de ejecutar: Legisla. y como colofón: Las publican en un Diario que si no fuera por las “Normas Legales” nadie leería, pero soportamos todos los peruanos su planilla, y eso nadie ha objetado. Y encima, Gobiernos Regionales y Municipios, consideran que por el hecho de su episódico cargo, tienen un conocimiento de todos los campos y materias del conocimiento humano, y las embarran con sus esperpentos llamados “Ordenanzas”, con las cuales se zurran en la Constitución y en las leyes.

Entonces viene la pregunta: ¿Por qué Chile, que no tiene los recursos naturales que los tiene el Perú, tiene un capitalismo pujante, un Poder Judicial confiable y autónomo; y un Ministerio Público proactivo?. Es que entendieron que desregular la economía, impulsando la inversión privada, pasa también por un Poder Judicial eficiente, predectible, autónomo; y con jueces con vocación, antes que para solucionar su problema de desempleo; y para eso también se requiere cambiar el Consejo Nacional de la Magistratura. Los ingleses dicen: To mend, or to end (reformar o perecer).

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más