EL HALLOWEEN PUNEÑO.

Reconozco que esta alegoría festiva de graciosos duendes, espantos y lindas brujitas, traída a Puno en el año 1988, es mi responsabilidad; porque antes no había Halloween en Puno. Desde luego que me tienen sin cuidado calificativos como alienado. Pero la verdad es que eso prendió, y me solazo gratamente al ver a muchísimos niños disfrazados pidiendo dulces. No hacen daño a nadie.

Pero lo que me si me preocupa, y nos debe de causar rechazo son esos desgraciados duendes, sin sangre en la cara y grandes uñas: Uno de ellos vestido con buzo para las sesiones del Pleno Municipal, pero disfrazado de Alcalde andino en el Estadio Nacional. No utiliza escobas como las brujas, sino modernos aviones para ir raudamente a los Estados Unidos. Otro duendecillo regional con nariz de enchufe, que cual enano ladino, guarda todo el presupuesto regional y no hace ninguna obra; emulando a los espantos, guarda el tesoro en lo más profundo de los socavones.

Inclusive tiene a su “desaparecido” Vicepresidente, que cual condenado deambula por el edificio del Gobierno Regional, y nadie sabe para qué sirve. Esos son los duendes malditos que me dan miedo y repudio además. También tienen sus “brujas” como asesoras y funcionarias de confianza, claro que ya no usan escobas, sino más bien Cd´s y Celulares, y alguna hasta implantes de silicona. Inclusive tienen su “Tío cosa”, como asesor en las sombras: Un ex – senderista, comunista convenido, pero converso finalmente.

Desde luego que en este Halloween, no podíamos dejar pasar a esos espantos que arribaron cual murciélagos al Congreso, Pleno Regional y Municipal. Esas creaciones del averno, fueron enviadas por don Sata para hacer sentir su olor al azufre de la estupidez, a la falta de formación; pero expertos en hacer maleficios desde su escaño: Como por ejemplo haberse comprado casi todas las frecuencias televisivas y alquilarlas, ese congresista andino; no es el hombre lobo, sino el hombre burro. Pero increíblemente (la brujería lo puede todo) ha sido nombrado por una Universidad, como el “guardián de la cultura puneña”. Increíble, pero en Halloween todo es permitido. Y no podemos olvidarnos de algunos “critter´s” ideológicos, con ideas trasnochadas que salen vestidos, pero no con blancas túnicas; sino más bien de rojo bombero gritando “si no hay solución la huelga continúa”. O los otros: Anchanchos, que amenazan con volver a apestar Puno.

Cuando veo todo este panorama, y yo que conozco Transilvania y el lindo Castillo del Conde Drácula en la acogedora ciudad de Bram, la verdad que allí no he sentido ninguna mala vibra como por estos lares. Una pena que el Halloween solo dure hasta media noche, y ahí desaparecen; ¡Pero el Halloween puneño dura años!

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más