CAVANI Y LA MINISTRA

Para quienes sufrimos y disfrutamos de los resultados de la pasada Copa América del país de Condorito, nos queda el sinsabor de la torpeza intencional del chileno Jara, remedo de proctólogo contra el uruguayo Cavani quien rompiendo todas las reglas de comportamiento dejó absortos a todos los que admiramos el deporte rey, sentando un pésimo precedente sobre las prácticas deportivas. Análogamente la Ministra del Mincetur Magaly Silva, contagiada por el síndrome Jara, cometió el despropósito de urgar en lo más íntimo de la identidad peruana: el Pisco y la Quinua, al excluir a su propio país de una de las vitrinas más importantes del mundo sobre gastronomía realizada en Milán, Italia, provocando inmediatamente justificadas reacciones en toda la ciudadanía peruana a excepción del entorno amical del Ejecutivo.

Triste espectáculo de la Ministra Magaly Silva quien lejos de admitir semejante error (horror) de sus subterráneos funcionarios, pretende justificar el hecho manifestando que el mundo conoce el origen de la quinua y el pisco, ergo, no se necesita promoción alguna. Llama poderosamente la atención, semejante aberración, proveniente de una funcionario en cuyas manos se encuentra el destino de otro de los productos bandera, el turismo. Según la lógica “Silva-Jara” entonces será una estupidez y pérdida de tiempo la presencia de Promperú en cada Feria Internacional de Turismo que se organiza permanentemente en todo el mundo, porque “el mundo ya conoce donde queda Machu Picchu, Sillustani ó el Colca”.

A estas alturas del partido tramposamente ganado y de la Copa arrebatada, Magaly Silva debe estar esbozando una sonrisa burlona simil a la de Bachelet, quien escapó de la suscripción del reciente acuerdo de Presidentes de la Alianza del Pacífico para flamear su bandera pirata en Milán.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más