EL INELUDIBLE ENCANTO DE LA BURGUESIA

Hace años atrás fui testigo de excepción, cuando el hoy “congresista aymara” era Alcalde, e ingresó por primera vez a una moderna cafetería, y al ver que sus funcionarios degustan algo extraño para él, les pregunto qué era lo que tomaban; y uno de ellos le dijo: “Milkshake, señor Alcalde”. Y este para no quedarse atrás pidió lo mismo, pero cuando le trajeron el “milkshake”, dijo huachafamente: ¡Pero esta frío!, lo que hizo que todos los asistentes soltaran carcajadas. Su falta de cosmopolitismo era proverbial. Espero que hoy se haya refinado, aunque con este congreso lleno de “pluriculturalidad”; ya me imagino.

Pero ¿a qué viene todo esto hoy? Es que resulta que la primera dama, que en las campañas electorales se mostraba “para orgullo de los nacionalistas”, sin maquillaje, sin cabello tratado, con polos y jean usados, y unas eternas zapatillas sucias; pues de la noche a la mañana, se presenta con el último grito de la moda (porque en la juramentación de su marido, cuando se disfrazó de escarapela; fue el aullido). Y si uno tiene gustos exquisitos, o de sibarita; y es con su plata, pues a nadie le importa. El problema es que, cuando uno quiere dárselas de nuevo rico, con vestimentas de chola-chic, con dineros del Estado; ahí si molesta y choca con todos.

Lo mismo pasa en la Región, o en nuestros municipios. Los nuevos inquilinos y sus funcionarios, como nunca pudieron comprarse ni un “tico”, lo primero que hacen es subirse a las camionetas del Estado para dar vueltas bobas, para sentir la sensualidad del efímero poder, para sentirse envidiados, para sentirse importantes: Es decir, ellos no lo hacen al carro; es la camioneta lo que los hace a ellos. Pero volviendo a lo anteriormente narrado, no sé qué de “nacionalista y cobrizo”, tendrá Pierre Cardin, Zegna, Ives St. Laurent, Stern; Vuitton, Barocco; o Cartier. Y si bien es cierto que nuestra vicuña se luce, y es cotizadísima; como la he visto personalmente en las tiendas de Venecia, Paris, Munich (a donde viajo con mi plata); pero no entiendo que tan “nacionalista” y de “izquierda” puede ser Nadine, que prefiere comprarla en escaparates tan caros, en lugar de encargar a cualquier tejedora puneña a que le hagan sus prendas ¿O es porque huele a cholo? ¿Por qué no se viste y compra en ese reducto de puneños emprendedores que es el emporio comercial de Gamarra? ¿O es que “hay mucho serrano?.

Entonces resulta que ese mensaje del “nacionalismo”, es tan falso como el mensaje de ciertos “izquierdistas puneños”, que tienen a todas sus familias en Lima o en Arequipa; y acá vienen a disfrazarse de “originarios” o portavoces del “lenguaje cósmico del ande”, pero cuyas cónyuges y sus hijos nunca los acompañan en sus campañas, porque prefieren las playas de Asia, o de Mejía; porque acá “hay mucho cholo” ¿no? Esos son pues los “izquierdistas ready for wear”; como la gorda enjoyada “socialista” de Aida García Naranjo, embajadora de éste gobierno en Uruguay, y cuyo perfil hace honor a sus dos redondos apellidos, pero hoy retorna clamando a gritos “la unidad de izquierda, proletaria y combativa”. Sí señor, ¡cómo no! Al igual que Pepe Julio Gutiérrez y su millón y medio de lentejas, de lo contrario. “Tía María” no va.

Vaya, vaya; entonces ¿dónde queda la ideología que cacarean? La verdad que hoy, la política es simplemente negocio, es un camino más a obtener en forma fácil y sin trabajar las envidiadas comodidades, es viajar con cargo y a costa del presupuesto nacional. Acá la verdad es que si uno no aprovecha su cargo público, no hay otra; por eso la mejor definición de estos “izquierdistas” y “nacionalistas”, es lo que dijo Monseñor Cipriani, de los derechos humanos: Una cojudez.

mejor definición de estos “izquierdistas” y “nacionalistas”, es lo que dijo Monseñor Cipriani, de los derechos humanos: Una cojudez.

 

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más