GESTION MUNICIPAL: ENTRE LA IMPOTENCIA Y LA PREPOTENCIA

Transcurrieron cien días de gestión municipal, aunque la verdad nadie sabe porque este número puede ser el termómetro de análisis, además no representa siquiera el 10% de los 1460 días de mandato; sin embargo, cuando en el sector privado se cambia de gerente; normalmente en 48 horas, uno ya sabe cuáles serán sus objetivos, estrategias y metas. En el sector público, no es así; por eso yo me río cuando me hablan de “gerencia pública”, porque ellos no toman decisiones, no deciden más que dentro de su corset que les impone la frondosa maraña legislativa.

Conscientes de tal paquidérmico modelo de gestión, es que el legislador concibió como un gran atajo, algunas herramientas que convertidas en estrategias, puedan hacer bastante sin pasar por la aburrida “gerencia de planeamiento y presupuesto”, es decir evitar la cacofónica disculpa de “no hay obras porque no hay presupuesto”; y justamente para eso, es que en la ley 27972 (que no la leen ni el Alcalde, ni sus accesorios regidores) se ha contemplado la posibilidad de dar en CONCESION, algunos servicios públicos para su desarrollo o gestión. PRIVATIZAR, bienes o servicios municipales ineficientes o con sobrecostos; realizar ASOCIACIONES PUBLICO PRIVADAS, que permita gerenciar proyectos con óptica empresarial, o finalmente gestionar CANJE DE LA DEUDA TRIBUTARIA, por la inversión en obras públicas. Es decir que las herramientas legales EXISTEN, pero cuando no se conocen éstas, se tienen asesores comunistas, o sin formación en derecho empresarial; nada de eso se va a utilizar. Y de todo eso adolece esta gestión municipal, pero sobre todo carece de DECISION.

Lo peor es que, se ha confundido principio de autoridad, con autoritarismo y abuso. Por eso hemos visto pasmados que, en lugar de denunciar a toda la sarta de corruptos que inundaron hasta la asfixia la anterior gestión, se prefirió echar vilmente a humildes trabajadores, que si sirven a la ciudadanía, como son los humillados pero dignos Trabajadores de Limpieza, pisoteando sus derechos laborales ganados, creándoles gastos en defensa. Se enfrentaron también contra los tradicionales “lustrabotas”, que no le piden nada a ninguna autoridad, y que dignamente llevan el pan de cada día a su familia, sin robarle al presupuesto nacional. Y lo peor, que es lo más grave, ahora, sin tener obra pública que ofrecer, han atentado contra el derecho a la propiedad privada, demoliendo sin debido proceso, sin la actuación del Ejecutor Coactivo muros y hasta destruyendo sembríos, y todo porque supuestamente deben reestablecer el “principio de autoridad”. Olvidándose de normas expresas. Y claro, como siempre se tiene ganapanes, que están prestos a justificar latrocinios, ya les hicieron meter la pata: La usurpación de funciones y el abuso de autoridad es evidente, y por más que pregonen “tener amigos” en el tan cuestionado Ministerio Público, se les viene el rosario de denuncias.

Entonces, mientras se tenga como fábricas de empleados públicos a las Universidades del medio, y sigan pensando en el Estado Benefactor, Productor de Servicios, Regulador; antes que en el Estado Promotor de Competencia y Arbitral entre los actores del mercado; Puno va a seguir a la zaga de las regiones competitivas, y se seguirá pensando con la mentalidad nativa del “punito”, del “oncesito nomás”. Por si acaso, y si no se ha dado cuenta la autoridad edil: Puno no es Acora. A algunos les ha quedado muy grande el cargo.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más