TURISMO PLÁSTICO

Un conocido dirigente de Turismo me comentaba en el puerto de Puno luego de su visita de 2 días a las islas turísticas de Uros, Taquile y Amantani que su gestión había sido más que fructífera. Evidentemente cansado y jadeante me contaba que luego de su periplo habían logrado colectar alrededor de 4 toneladas de botellas de plástico y que dichas acciones proseguirían al menos trimestralmente. La jornada incluía alquiler de al menos 5 lanchas a 400 soles por día, pago de al menos 10 jornaleros por día más, alimentación y mucha paciencia é hígado.

 

Me pregunto, como seguramente Ud. Lo hace hasta éste punto, si sería mejor evitar que las 4 toneladas de plástico ingresen a las islas, en lugar de desperdiciar recursos materiales y elementos humanos para su retorno? La respuesta es obvia, sin embargo el mercantilismo, falta de conciencia ambiental, deficiente comunicación con el poblador lugareño y desidia de la agremiación turística han significado ingredientes de éste cocktail mortal que se llama contaminación.

 

No cabe duda de que el turismo irresponsable puede ser contraproducente con los beneficios causados en su explotación, pero más peligroso es un turista desinformado y ajeno a las regulaciones del lugar que el riesgo de sufrir de soroche.

 

No quise desinflar el entusiasmo de mi interlocutor pero haciendo un balance entre costo y beneficio, haciendo una campaña dirigida al turista extranjero, quien en la mayoría de los casos tiene más conciencia ambiental que el propio puneño, estaríamos haciendo méritos efectivos a la lucha contra la contaminación, y ello sin necesidad de enviar a regordetes burócratas con gastos pagados a la COP20.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más