SENTIMIENTOS ENCONTRADOS

Una extraña sensación vivimos los que radicamos fuera de nuestra tierra, una amalgama de alegría, orgullo y esperanza con frustración y envidia. Cuando vemos que autoridades sin importar el tamaño del escudo de su fachada ó color de cabello se despojan de cargos rimbombantes a favor del beneficio colectivo; cuando la gestión regional ó municipal se demuestra con hechos palpables antes que por justificaciones de desastres naturales y sobrenaturales, los “sentimientos encontrados” crean una especie de corto-circuito.

 

Cuando observamos que líderes empresariales pugnan por hacer prevalecer su propuesta de bases sólidas y de muy largo plazo y la continuidad de sus objetivos trasciende más allá de su período gubernamental, instintivamente nos obliga a la reacción natural de comparar la situación con nuestra tierra.

 

Es una sensación rara de esperanza-envidia, ilusión-decepción, preocupación-desidia cuando uno está fuera de su tierra; es cuando el “Casarasiri”  ó el “Huajchapuquito” te toca de nervios y te llega a lo más profundo de tu ser, más que cuando lo escuchas en un Cacharpari en el mismo Puno. Y las noticias de docenas de niños muertos por el friaje te congelan el alma a pesar de que puedas estar gozando de veranos ó primaveras a miles de kilómetros de tu tierra. Y puede levantar los ánimos enterándote que tu paisano acaba de ser reconocido por sus habilidades, artes y dotes haciendo mérito al dicho “nadie es profeta en su tierra”.

 

Que el desencuentro de sentimientos voltee la balanza a favor de las buenas noticias. El puneño sabe doblegarse ante las adversidades y cuando se equivoca sabe rectificar sus errores sabiamente. Que la celebración de tu aniversario trascienda más allá de noviembre y sea motivo para renovar el amor de tus hijos cercanos y lejanos.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más