EL SINDROME DE ESTOCOLMO PUNEÑO

Cuando a Patty Hearst en 1974, la secuestraron los terroristas comunistas (¿hay algunos que no lo son?) del Ejército Simbionés de Liberación, resultó que la víctima tuvo una mezcla de complacencia hacia sus torturadores, y debido a que usaron con ella técnicas de control mental, encerrada en un closet, fue vejada sexualmente y aleccionada sobre marxismo; Patty terminó por sentir simpatía por los terroristas. Es más, dos meses después del secuestro la secuestrada envió una grabación, donde manifestaba que cambiaba de nombre, y asumía el seudónimo de Tania; además se unía a sus captores. Y hasta justificaba sus actos, incluyendo la violación y vejámenes. Su orgullo personal y voluntad; eran cero.

 
Hoy en Puno, ha surgido cual hongo este síndrome en algunos bobos, que  habiendo sido saqueados sus hoteles, apedreadas sus propiedades y correteados en las calles, por quienes asolaron Puno en Mayo del 2011; ahora se convierten en las “celestinas” del Cacique de los antisistemas, y pretenden “tender puentes”, para demostrar que “no es como lo pintan”, que “en alguna forma es civilizado”, que “ofrece garantías para el turismo”; “ha dicho que es devoto de la Virgen,  va a pasar las Albas; y bailar como Jefe de Osos izquierdos”, y como siempre sale la estúpida monserga de: “además, no hay que pelearse con nadie”. Y para eso -cuándo no-, tiene como damas de compañía a “empresarios socialistas” (para descifrar ese entuerto se requiere primero encontrar la cuadratura del círculo). Y como existen algunos que se venden o alquilan a cualquier Presidente de la Región, con tal de ocupar algún cargo público, con raquíticos resultados; pues están dispuestas como la chancha a prestarse a cualquier manoseo político: Lo importante es coleccionar cargos.
Y no sabemos qué cosa les habrá dicho – o hecho- el antisistema, a estas andinas Patty´s. Porque para cualquier ofendido, lo mínimo que espera, es que el ofensor; pida perdón, y se comprometa a cubrir los daños materiales y morales. Al menos, eso es tener orgullo, personalidad y amor propio. Pero cuando se tiene personalidad endeble, raquítico amor propio, y voluntad de cartón; entonces no interesan los palos, o la violación contra natura: Lo importante es hablar, y entender al agresor (Que nunca va a pedir perdón públicamente a la ciudadanía de Puno). Caray, semejante teoría está bien para la Madre Teresa de Calcuta (que ya está muerta), estas empresarias “celestinas” del antisistema, pretenden seguramente hasta justificar que, convirtieron en baño público el atrio de la Catedral de Puno, por culpa de EmsaPuno “por no haber puesto baños públicos”. Y pretenden justificar los azotes y rotura de vidrios, diciendo que los antisistemas “fueron presa del pánico porque vieron platillos voladores, y que por eso reaccionaron así”.
Como se pueden dar cuenta, en Puno todo el año se baila la “Morenada” (siempre dando vueltas), y no se toman decisiones radicales: Nunca hay una posición clara y directa. Por eso, y como tuvieron más miedo que siete viejas, los empresarios (y empresaurios) de todos los sectores agredidos por las hordas, no quisieron constituirse en actores civiles, y tampoco quisieron contribuir a la investigación en contra de los terroristas que azotaron, a los pacíficos ciudadanos puneños en Mayo del 2011.

 

Prefirieron comerse los calzoncillos, antes de enfrentarse y decir las cosas por su nombre; exigir indemnización y penas efectivas de carcelería. Semejante debilidad dio como resultado: Un candidato a la Presidencia de la Región, burlándose a carcajadas del Estado de Derecho y de sus violadas víctimas. Y ya basta de esa personalidad de camaleón, y visión de camello; que ante la tormenta prefiere esconder la cabeza. Por eso, es que se sigue pensando que en Puno, mandan los “antisistemas”; y es una vergüenza que aquí el síndrome de Estocolmo, es simplemente el colmo.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más