ENTRE EL CAOS Y EL LIMBO

En 1985, cuando Alan García no logró el 50% de los votos “válidamente emitidos”, y se quedó en la puerta de haberle  ganado en primera vuelta, al comunista culto y de fino discurso, Alfonso Barrantes (ya no hay de esos, sobre todo en Puno). Y pese a la oposición de un terco acciopopulista Javier Alva Orlandini, pues evitó otro descomunal gasto al erario nacional y renunció en favor de Alan García. Como la política es también cuestión de gestos, demostró toda su altura de político y de ciudadano. Pero esos eran otros tiempos, además en Puno, eso es imposible.

 

Hoy, cuando pasamos rasantemente a una segunda vuelta, la polarización es evidente: Por un lado están el caos, el desorden, la quiebra de la institucionalidad, la burla al estado de derecho; el espanto a las inversiones, el desborde de taras y frustraciones sociales, el complejo de inferioridad; y el totalitarismo racial disfrazado de bandera política. Por otro lado está el limbo, la incapacidad oratoria, la raquítica propuesta, la indefinición económica; el populismo elevado a bandera política; pero la limpia ejecutoria democrática. Ante estas dos propuestas, lamentablemente vamos a tener que apostar por la segunda, porque queramos o no aceptarlo, Puno se juega el futuro de una década. Además, si como dicen los cristianos “por sus hechos los conoceréis”; ya sabemos lo que nos va a esperar si los ultristas serían gobierno.

 

Los hechos de mayo del 2011, y la violencia real y virtual desatada hoy por sus partidarios, va a dejar hecha harapos a la Región. Además, sabemos que casi inmediatamente todos los “ociólogos” que no tienen otro destino profesional más ser empleados de las ONG´s, o volver a su universidad, pero como profesores; seguro se subirían como “asesores”, para desatar la demolición del llamado por ellos Estado-explotador-burgués-proimperialista-malo-cochino-puaf. Y de eso, ya tenemos experiencias nefastas: Sendero Luminoso, y los lunáticos del Movadef.

 

 

Ahora, algunos intonsos aprendices de brujo; consideran que por haber reunido a algunos ingenuos en sus clubes políticos (hechos solo para presentarse a estas elecciones), pues son los dueños de la voluntad de sus electores. ¡Caray, que osadía! porque el endose de votos funciona cuando hay ideología; no cuando es una agrupación destinada a succionar el presupuesto nacional. Además, ¿cómo van a controlar que los hoy famosos “pactos” se cumplan? ¿Es que acaso, como en Cuba o Corea, van a poner a “comisarios políticos” para certificar el sentido del voto?

 

 

De manera que, por más que hayan pactos en las sombras, arrumacos de amantes clandestinos; promesas de lupanar, o compromisos gansteriles (como de asegurarse la Gerencia de Obras); eso no va a funcionar. La mayor cantidad de los puneños, ha demostrado no tener taras, ni complejos; y menos compromisos obligantes por haber recibido alguna colorida, o boba banderita. Por eso, y lo digo abiertamente, votar por el caos es votar con el hígado; no con el cerebro.

Es un voto al perdedor, es un voto más que de conciencia; de hincha futbolístico. Además, ¿Qué creen? ¿Que por un milagro de la Virgen (que no bajo de su altar, pese a los estropicios que hacían los antisistema, en el atrio de su santuario) pues, se van a convertir en pacifistas? ¿Van a extender la mano a los turistas; se tragarán sus látigos, o sus piedras servirán como asientos? ¿O creen que van a organizar una “pollada” con la Confiep o la Sociedad Nacional de Industrias? Eso nunca va a suceder, y lo más probable es que su persistente violencia, se torne más amenazante. Cambiar su estilo y su mensaje, es como pretender transformar a una tarántula en una paloma mensajera. Imposible.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más