¿Es Puno un destino turístico?

De un tiempo a esta parte el concepto de Destino Turístico se ha venido manejando de forma equivocada o distorsionada, ello, dado que para muchas personas pareciera ser un termino relativamente nuevo, pero no es así; es un termino que se usa hoy en día con frecuencia para hablar de espacios con potencial para el turismo, por lo tanto, es necesario también definir si este termino esta en relación a una ciudad, una región y/o un país; en todo caso, no es difícil de comprender la idea del concepto, dado que su aplicabilidad será acorde al espacio al que nosotros nos refiramos como tal.

Para efecto del presente artículo, tomamos como referencia la mención de destino turístico del “Manual Guía del Intérprete Ambiental” de César Enrique Lazo Cruz y Gilbert Arróspide Tehuay; porque a mi entender puede ser el más claro y fácil de comprender para el caso; es así que dicho documento indica que destino turístico: “Es el lugar donde el turismo es la actividad predominante: el flujo de visitantes es constante, se cuenta con la infraestructura apropiada, se ofrecen varios productos y el visitante queda gratamente satisfecho. El destino turístico es promovido a través de una imagen y una marca utilizada por todos (o la mayoría) de sus actores, es uniforme, tiene identidad común, es fácilmente reconocible y se distingue o diferencia de productos similares. Para ser sostenible, un destino turístico debe involucrar a la población local en la gestión y la toma de decisiones relacionadas con la actividad”.

Basados en esta cita, proponemos al lector deducir si nuestra región cumple o no con los parámetros aquí establecidos, para poder ser considerados o autodenominarnos Destino Turístico. Como verán en las siguientes líneas, hay varias condiciones que indicarían lo contrario.

En primer lugar, debería ser una actividad predominante; afirmación en nuestro caso, algo casi alejada de la realidad, dado que en Puno el turismo no es una actividad económica de primer orden; hay otras como la minería y la agricultura que son de prioridad para las autoridades que nos gobiernan.

Segundo, el flujo de turistas a la región no es constante; es mas, si vemos las estadísticas hay desniveles en la demanda, ello debido como ya sabemos, a los problemas sociales que aquejan y han aquejado a nuestro país y obviamente a nuestra región (el aymarazo por citar un caso).

En cuanto a infraestructura apropiada, esta demás decirlo, nos falta aun por desarrollar una infraestructura adecuada para los visitantes. No basta con tener buenos hoteles y/o restaurantes, es mucho más que ello. No solo es deber y obligación del sector privado, sino también interés y deber de quienes conducen el sector publico. A ello debemos agregar que las autoridades deberían preocuparse también por el ordenamiento territorial, el ordenamiento del transporte, del comercio ambulatorio y garantizar la seguridad de los visitantes entre otros muchos aspectos más.

Continuamos con el análisis y nos preguntamos ¿Tenemos un producto turístico variado en Puno?, no lo creo. Da la impresión que las actividades son repetitivas y basadas la mayoría de ellas en el Turismo Rural Comunitario (TRC). Ojo; digo producto, no recurso. Porque recurso turístico potencial si lo tenemos; pero hay que desarrollarlo y trabajarlo coordinadamente entre sector publico y privado.

Ahora, en cuanto a la satisfacción del cliente, esta siempre se ha analizado de manera aislada, quiere decir casi unipersonal. Es decir, cada empresa del rubro da lo mejor de si para lograr satisfacer las necesidades de sus clientes; pero, a nivel general, las estadísticas demostrarían una clara insatisfacción del visitante turista y ello se percibe en el hecho de que hayamos pasado de ser el segundo “destino” a nivel nacional a un séptimo lugar; y aún al parecer seguimos descendiendo más(ello a decir de los propios empresarios y entendidos del sector; aunque, las estadísticas confiables obviamente son las que maneja MINCETUR, lo demás son sólo especulaciones).

El concepto indica además que un destino turístico es promovido a través de una imagen y una marca que debe ser utilizada por todos o la mayoría de quienes forman parte del sector; pero creo que en este aspecto la respuesta esta dada por si misma; no contamos con una y no nos hemos preocupado por establecer y posicionar ninguna, tanto por descuido y dejadez del empresariado privado y sobre todo de quienes dirigen las instituciones turísticas estatales. De parte del sector privado ha habido iniciativas pero estas no han sido atendidas por el gobierno regional y menos por el gobierno local, ya sea por ignorancia o por  desinterés en la materia turística de parte de estos funcionarios.

Entonces, ¿cómo identificarnos y diferenciarnos de la competencia?, ¿cómo identificarnos nosotros mismos como sector?, ¿cómo pretenderíamos posicionarnos como destino turístico?; tengamos en cuenta que existe una competencia con productos similares o sustitutos a los nuestros, tengamos en cuenta que hay otros espacios que si son destinos turísticos porque cuentan con las condiciones que describe el concepto que señalamos para el propósito del presente articulo; o que por lo menos están en franco proceso de ser tales a comparación nuestra que aún no hemos iniciado el camino.

El asunto también es si la actividad turística que nosotros tanto propagandizamos (ojo, no publicitamos) involucra a la población. Obviamente no la involucra. Sabemos que el turismo genera empleo directo e indirecto pero ello no implica necesariamente que involucre a la población. Me pregunto, ¿participa la población en la toma de decisiones?, están inmersas las asociaciones civiles en su conjunto? (llámese por ejemplo el frente de los intereses de Puno, asociaciones de padres de familia, asociaciones de lustrabotas, etc.), entonces no somos un destino turístico; menos sostenible; porque si nos remitimos a tomar en cuenta los pilares de la sostenibilidad veremos que estamos en serio problemas para ser considerados un destino sostenible o sustentable.
Desarrollo sostenible implica crecimiento económico, cuidado medioambiental y bienestar social; esta es la triple vertiente de la sostenibilidad y ello significa la aplicación inteligente de estos principios; es decir, que el desarrollo sostenible debe guardar el equilibrio entre los tres ámbitos. Su definición se formalizó por primera vez en el documento conocido como Informe Brundtland de 1987, fruto de la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo de Naciones Unidas.

Desde el punto de vista de la sostenibilidad turística,en el aspecto económico, un destino sostenible no significa que sean unos cuantos involucrados quienes saquen beneficio monetario de esta actividad; va más allá de eso, significa que quienes se deben beneficiar de esta actividad, que debiera ser predominante, debemos ser todos, absolutamente todos, de manera directa o indirecta pero perceptible. Significa que el turismo genere crecimiento económico para el destino no solo a nivel de estadísticas, sino también en la calidad de vida y en el bolsillo de los pobladores en general.

En el aspecto medio ambiental tenemos la respuesta a simple vista. Contaminación por doquier, calles y parques sucios y en mal estado, casi nada de áreas verdes y un lago contaminado por los desechos de las ciudades que vierten sus basuras en litoral lacustre, sin contar los relaves mineros y otros tantos problemas ambientales que serian tediosos de mencionar. Entonces, estamos “matando” nuestro principal atractivo turístico y por añadidura los lugares y las actividades turísticas donde se desarrollan estas. Entonces es necesario tomar decisiones favorables con el medio ambiente.

En lo social, si preguntásemos a la ciudadanía que beneficio reciben del turismo, esta respondería ninguno, porque no lo percibe como tal; sino, como el beneficio de unos cuantos y esos cuantos son relacionadossolo con el empresariado privado del sector turístico (agencias de viaje, hoteles, restaurantes turísticos, guías de turismo, artesanos, institutos de estudios del turismo y la hotelería y tantos otros), ello, a pesar de que existen empresas del rubro que aportan su granito, tanto en este aspecto social como ambiental, pero que no es percibido por el común de la población. En este punto, también esta demás decir que existen personas que lucran con esta actividad en desmedro de la misma; problemas que suelen sucederse en otros sectores también. En otras palabras en este aspecto debiera existir “compromiso con la responsabilidad social”.
Finalmente, Es un reto, difícil pero no imposible, para todos quienes estamos ligados de manera alguna al turismo, realizar una reingeniería total del sector, cumplir con los parámetros establecidos que se requieren para ser un destino turísticoy reconciliar los aspectos económico, social y ambiental para la sostenibilidad turística;son puntosa tener en muy en cuenta por todos los involucrados y obviamente por la ciudadanía para alcanzar el resultado real de lograr ser un Destino Turístico.
He tratado de ser lo más objetivo posible en mi punto de vista. De seguro ha de haber gente tanto del sector turístico como ajeno a el que no estén de acuerdo con lo que aquí describo, en todo caso, siempre hay un espacio abierto para el debate y la opinión.

 

(*) Lic. En Turismo – UNA puno
Egresado de la Maestría enEcoturismo de la UNALM Lima

Escriba su comentario 2 comentarios

Comentar con: ó
  1. Alain Evolution hace 7 años

    Hay gente empresarios tan hipócritas, que se dan el atrevimiento de hablar de respeto al medio ambiente, y es que le medio ambiente también somos las personas, las comunidades; y no es posible que se lucre con la imagen de ellos, o de su pobreza, haciendo apadrinar a niños de Isla Taquile, por varios miles de dolares, según cada caso, eso es engaño, y se carece de autoridad moral para emitir opiniones, lo mejor es estar callado nomas.
    ————
    Del Editor: más responsable sería precisar con nombre y apellido a aquellos que hacen ése tipo de prácticas, caso contrario callarse será más saludable.

  2. Francisco Gerardo Aquise Aquise hace 7 años

    Apreciado Alex, FELICITACIONES por el artículo, resumimos que como ciudad a pesar del esfuerzo privado no somos destinos turístico; en consecuencia queda una tarea obligada para la nueva gestión Municipal, Regional y Nacional, desarrollar una ciudad lacustre mirando al Lago y cuidando el medio ambiente(aguas hervidas y la bahía interior).
    Corregir un dato, somos el segundo destino turístico después de Cusco, solo el 2011 estuvimos terceros pero el 2012 le sacamos ventaja rápido y hoy casi compartimos con Arequipa ese segundo lugar a pesar de la falta de inversion y cuidado de nuestros productos turísticos; Lima y Tacna son ingresos y salidas obligadas por los medios de comunicación, pero ello no es para estar contentos, es para trabajar juntos por lograr mayor permanencia y mas visitantes para Puno que involucra alrededor del 30% de la población de la provincia en consecuencia es muy importante hoy ser destino turístico como provincia donde la población involucrada es mayo, un abrazo de tu colega Francisco Gerardo.

REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más