EL RACISMO Y LA XENOFOBIA COMO PLAN DE GOBIERNO

Cuando pensábamos que las ideas sobre la superioridad de ciertas razas por encima del resto se habían superado, pues como siempre Puno,  anda en retroceso. Me acuerdo haber leído a Jorge Luis Borges, que decía que si morían los negros, pues la humanidad no tendría gran pérdida; en cambio si eso hubiera pasado con los arios, pues no se hubiera música clásica, ni la frondosa filosofía alemana, o los descubrimientos científicos más notables.

 

Ni que decir de lo que decía Hitler, pero básicamente sobre los judíos; y como casi nadie lo ha leído, pues aunque no me crean no era anti-religioso como yo. Bueno, pero el hecho es que ante la ausencia de propuestas, ha surgido como ese nefasto hongo del “aymarazo” y sus exégetas tontos útiles, nada menos que el racismo al revés; y finalmente como gran plan mínimo de acción otra estupidez: La xenofobia, digna justamente del mono neuronal aspirante al gobierno regional. Son conceptos distintos, y pese a la modorra que me da en explicar cada uno, pero lo tengo que hacer: Uno es una discriminación por raza, y el otro es un odio al extranjero, y en éste mundo globalizado, que abraza sin tapujos la moderna economía de mercado; pues entre los dos hacen un cóctel mortal y cavernario. Son socios de Bolivia y Norcorea.

 
Es digno de un estudio psiquiátrico (y de veterinarios seguramente) el trasladar los graves complejos sociales a terceros, aduciendo que los discriminan, porque no huelen igual que ellos; o porque no tienen el mismo acento. Eso como pueden darse cuenta, esos no son argumentos científicos, sino de hábitos higiénicos, o lingüísticos. Otro argumento risible que he escuchado, es que todo lo consultan a esa entelequia anacrónica llamada “comunidad campesina”; y si ésta fuera eficiente, pues el sector agrario sería el más competitivo. Como ven, eso no es un argumento sólido; más bien si pueden darse cuenta que los complejos agroindustriales donde ha ingresado la inversión privada, ha hecho en un año, lo que en 100 años no lo ha hecho el Estado. El “comunitarismo”, es pues parte de la “Utopía Arcaica” que con lujo de detalles describió Mario Vargas Llosa; y justamente esa gran decepción hizo crisis en el “indigenismo” del luego suicida José María Arguedas.
Ahora, en relación a la propuesta económica, es inexistente; eso de que va a apoyar a los “microempresarios”, no se sabe cómo; y lo peor (la culpa es de esa universidad experta en dar títulos con oncesito) es que no sabe que lo natural es que toda empresa crezca. En Puno, entonces va a ser prohibido crecer. ¡Qué tal mensaje que vamos a dar! con razón pues lo ha dicho públicamente, que “va a perseguir a los extranjeros” a quienes les culpan de todas las taras y limitaciones que tienen sus “hermanos”. Vaya, vaya; estamos en una aldea global, y aquí se quiere una sociedad endógama. Con esa ilógica, a los puneños (de las dos etnias) que pueblan Arequipa, Cuzco, Lima, y Tacna; los van a botar.

 

Puno, de pronto se convertirá en algo parecido a una reservación india, parecida a las que tienen en Estados Unidos los Sioux, o en Chile los Mapuches. Además, eso tiene lógica, porque se está pidiendo públicamente que desaparezca la Sunat, Aduanas; y que a los Jueces y Fiscales, los elija la comunidad campesina. Lo que nadie le ha dicho es que la Constitución Peruana, define en su art. 43 que es el Perú, y porqué se diferencia entre una organización del Estado federal, con una regional. Pero en fin, cada pueblo merece los gobernantes (y candidatos) que tiene.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más