VENEZUELA: EL BESO A LA TARANTULA

gggggg
Cuando visité por asuntos profesionales Venezuela en Mayo del 2011, ya se veía el control de tipo de cambio, la corruptela de las autoridades migratorias (peor que las de la frontera entre Perú y Bolivia); sobre todo la odisea de conseguir boletos para vuelos internos. Pese a que en Venezuela había (ahora creo que ya no por obra y gracia del modelo socialista) diez líneas aéreas, pero todas del Estado; pues nunca había pasajes. Sin embargo con una propina de 20 dólares, un policía de la “guardia bolivariana, roja y antiimperialista” te podía conseguir espacio. Lo gracioso es que cuando subí al avión, pues la mitad estaba vacío, y el resto ocupado por funcionarios comunistas, cubanos, iraníes y uno que otro turista como yo. Era la “patria socialista” del gorila comunista Hugo Chávez.

Pero hoy, que gobierna su hijo putativo Nicolás Maduro, y cuya inteligencia se resume en su camisa roja y en hablar con los pájaros; pues la cosa esta peor: Ya han estatizado lo que quedaba de los hoteles en manos privadas, seguro que están viviendo allí los indios Orinocos, a quienes subvenciona el gobierno para llenar sus plazas. No saben para que los llevan a las manifestaciones, pero tienen que ponerse sus polos rojos. En los supermercados, la escases es notoria; y los precios de los pocos bienes que se exhiben suben todos los días (me acuerdo de los momentos “históricos y revolucionarios”, del primer gobierno del aprista Alan García y sus rumiantes bases).

Nadie va a vender nada, porque da miedo invertir en Venezuela, te lo pueden expropiar; si vas a pensar en tener utilidades, pues es sinónimo de burguesía, de ser pro-imperialista; y hasta puedes terminar en la temible sede de la Policía Política. ¿Qué tal? Cualquier similitud con lo que quiere cierto candidato “originario” en Puno; pues no es coincidencia. Y como la crisis económica es una radiografía mortal de la política, la gente ya no le cree al pajarero sobre que todo esto es por culpa del “imperialismo-burguesía-gringos-malos-puaf”; porque cuando el hambre se presenta, las ideologías se van al cuerno. Pero para eso tiene a la represión, porque la “revolución se tiene que defender”. No se sabe de qué, porque el modelo comunista bobo no vino del cielo; pero igual se defiende.

Ahora, cuando las líneas aéreas que llevaban a algunos turistas (más es la demanda por salir de Venezuela), han pretendido sacar su dinero; pues el pajarero comunista les ha dicho que no. Que no pueden sacar el “sucio-dólar-imperialista-grrr”. Entonces, lógicamente tienen que demandar a Venezuela, embargar sus divisas; reducir al máximo las frecuencias y condenarla a que sea una apestada: Nadie quiere ir, pero todos quieren salir. Es más o menos como lo que pasó en Puno, exactamente también en Mayo del 2011; pero digamos que ahora es de carácter nacional. Consecuencia: La Asociación Internacional de Líneas Aéreas (sigla en Inglés IATA), está considerando en vetarla. Lógico, porque si vendo y no puedo retirar mi dinero; pues mejor cierro ese mercado.

 

Y como la ignorancia en temas económicos es atrevida, el pajarero no se ha enterado que su añorada Cuba, ahora está abriendo sus puertas a TODO tipo de inversión privada (Ley de la Asamblea Nacional del Poder Popular del 29 de marzo del 2014) y garantizando un libre flujo de capitales. El mismísimo Raúl Castro lo garantiza; sin embargo, quiere que Venezuela cierre sus fronteras. Así son los comunistas, doble mensaje y triple cara. Es más seguro besar a una tarántula.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más