¿PUNO PONE?

18/02/20111

Escribe: Juan Carlos Tafur (*)

Promperú acaba de lanzar una campaña de promoción turística denominada “El sur pone”, incluyendo en el menú a la región de Puno. Por cierto, somos de quienes creen que la región altiplánica tiene maravillas, en gran parte desconocidas o poco apreciadas, pero lamentablemente tenemos que decir que sufre de graves carencias para poder recuperar el sitial turístico que merecería. Para muestra varios botones, luego de una corta estadía por esos lares:

 

1.- Aprovechamos la visita para ir a conocer la Portada del Sol, de la cultura Tiawanaku, ubicada en Bolivia, a pocos kilómetros de la frontera. Pues, hay que echarle un ojo al personal de Migraciones. Parecen haber sido contratados para esquilmar a quien pase por sus manos. Luego de larga cola para el trámite correspondiente, hay que soportar el maltrato y voluntad de coima de los sujetos encargados. Por lo menos a una decena de turistas extranjeros los tenían intimidados con la supuesta falta de algún sello o papel para permitirles el paso. ¡Qué diferencia con el buen trato y rapidez con que se procede, metros más allá, en la oficina boliviana!

 

2.- Día domingo. Uno se imagina, pues, que las iglesias están abiertas. No es así. Se llega a Juli, la llamada Roma del Altiplano, por las iglesias existentes. En particular, una de ellas ha sido restaurada y funciona como museo. Increíblemente, no abre los domingos.

 

3.- Lampa, ciudad extraordinaria, uno de cuyos atractivos es la réplica, tomada directamente de La Piedad original, esculpida por Miguel Ángel. Se llega a la iglesia principal, allí se ve la copia de la copia en el mausoleo de Enrique Torres Belón. Claro, no hay ningún guía, pero, en fin, ya uno vio el mausoleo. Se dirige luego al Municipio, donde está la copia original. Y el dichoso municipio… ¡cerrado!

 

4.- Vaya a Sillustani a ver las chullpas. Claro, tampoco hay guías. Se encuentra a alguien que funge de tal con un grupo de turistas brasileños. Y le escucha decir que de Puno salió la cultura madre, no solo de los Incas, sino también de los Moche!!!!

 

5.- Pucará, donde se fabrican los famosos toritos. Guías, ya queda claro, no hay. Pero los talleres artesanales donde se fabrican los benditos toritos, todos cerrados.

 

6.- A pesar de la desazón, uno se dirige a la iglesia de La Candelaria, patrona de la ciudad. Y también cerrada. Y también sin guía que le explique a uno nada de nada.

 

7.- Toma el tour a Taquile. Y nadie le dice que a pesar de estar a cuatro mil metros tendrá que trepar un cerro durante 45 minutos para llegar al pueblo. Si nadie ha muerto en el trajín es porque Dios es grande.

 

8.- Para terminar, una aparente frivolidad. Uno se esfuerza y va a un hotel de cuatro estrellas. ¡¡¡Y descubre que todas las habitaciones tienen televisores enanos, de 14 pulgadas!!!

 

Para que Puno ponga, estimados funcionarios de Promperú, van a tener que poner ustedes, primero, algo de interés en resolver las calamidades descritas.

(*) Director de Diario16

Escriba su comentario 1 comentario

Comentar con: ó
  1. jgomeza hace 10 años

    tiene mucho razon

REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más