LOS MITOS DE LA NUEVA LEY UNIVERSITARIA

Estamos ad-portas de la discusión para su aprobación o no de la nueva Ley Universitaria, y demostrando justamente el absoluto fracaso del actual modelo, han salido los universitarios a hacer lo que han aprendido en esta actual universidad peruana: Tirar piedra, insultar a quienes no piensan como ellos, pedir autarquía; y sobre todo romper lo que no les cuesta, y destrozar lo que no sale de sus bolsillos. Y todo bajo la alegre batuta de la autoridad universitaria que lo más teme, es que les hagan auditorias para acabar con la chacra en la que han convertido a la universidad.

Y no quieren que haya Superintendencia, no quieren control. Son extraterritoriales, porque desde el propio Estado, está permanentemente controlado por la Contraloría General de la República; los bancos están supervisados por la Superintendencia de Banca y Seguros; la Telefónica, Claro, Nextel; por la Opsitel. Pero no, ellos no quieren que nadie los ausculte cuando pisotean sus propias normas en agravio de muchos docentes, y todo invocando “la autonomía universitaria”. Y hay que ver resultados: ¿Cuántas patentes de invención han salido de la universidad peruana? Pues la respuesta seguro nos hace sonrojar, pero ¡Viva la lucha armada! Esa es pues la única respuesta a esta grave pero fundamental pregunta.

Y no vengan con el “Cuento Chino” de la gratuidad de la enseñanza. En la propia China “Comunista”, la Universidad no es gratuita, y tal como lo ha demostrado Andrés Oppenheimer “…Una de las grandes paradojas políticas latinoamericanas es que mientras los estudiantes de la vieja izquierda maoísta en la principales universidades estatales defienden a capa y espada la educación terciaria gratuita, en China – el mayor país comunista del mundo- los estudiantes universitario tienen que pagar por el derecho de estudiar. Y mucho. ¿Y cómo pueden los estudiantes chinos pagar 3,000 dólares por año, sin contar con los costos de vivienda, cuando mucho de ellos sus padres ganan apenas 50 centavos de dólar por hora? Es por las Becas, pero el resto tiene que solucionar sus problemas solo…”

El problema es que la gran mayoría de los estudiantes, el 65% financian sus estudios con ahorros familiares, préstamos bancarios, y mucho mucho sacrificio. Por eso, cada clase, cada hora de enseñanza es aprovechada al máximo. En cambio acá, están los “cuartos de recuperaciones”, las notas compradas, el facilismo que proporciona una educación sin esfuerzo.

Ya nos imaginamos si los actuales docentes universitarios y sus engañados alumnos se presentarían a un “Gaokao” (Gran Examen) Chino, que es el exámen de ingreso más estresante del mundo y que dura 3 días, dónde quedarían. Pero resulta que allí nadie se queja de su modelo nada gratuito, pero acá los vocingleros de siempre se rompen las vestiduras, por un modelo inexistente, pero que en el Perú antes de traer progreso, ha traído atraso, burocracia, corrupción y ociosidad. Por el bien del Perú, debe cambiarse la actual Universidad Peruana.

************

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más