RESEÑA HISTÓRICA

08/02/2011

De los primeros habitantes de la región han quedado como testimonio algunas muestras de arte rupestre que se remontan a más de 8000 años de antigüedad. Dentro de los distintos grupos que habitaron Arequipa destacaron los Collaguas, un pueblo de excelentes tejedores poseedor de grandes rebaños de alpacas que más tarde fueron conquistados por los Incas.

El nombre de Arequipa se halla unido a una vieja leyenda; según la cual en una oportunidad el Inca Mayta Capac pasaba con sus soldados por estas tierras y decidieron acampar, pero al dar la orden de partir algunos de sus hombres le solicitaron quedarse, entonces el Inca respondió en quechua «ari quepay», que significa «si, quedaos». Los conquistadores hispanos rápidamente se vieron atraídos por Arequipa. Así el 15 de agosto de 1540 Manuel Garci de Carbajal, en nombre de Francisco Pizarro, y casi una centena de españoles fundaron la ciudad de Arequipa.

Edificada al pie del Misti la ciudad se iba convirtiendo con el pasar del tiempo en un punto cada vez más importante como centro de la presencia española y criolla. Durante la República, Arequipa ha sido la cuna de diversas propuestas políticas y escenario de enfrentamientos entre diversos caudillos. Grandes políticos del siglo XIX como Francisco Javier de Luna Pizarro, en varias ocasiones presidente del Parlamento, y Nicolás de Piérola, revolucionario y Presidente del Perú son sólo algunas de las figuras ilustres que nacieron en este departamento.

En el siglo XIX Arequipa se convirtió en un importante centro de exportación de lana de oveja y alpaca hacia Inglaterra, logrando así asentar su fuerza económica en el país. En nuestros días Arequipa sin duda conserva su liderazgo económico y se ha convertido en el centro del comercio y la industria del sur del país.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más