EL NEFASTO ABRIL

Cuando apenas podíamos paliar el dolor que nos dejó la súbita desaparición de José Alemán Castilla, otra infausta noticia nos ciega el alma y aprieta el corazón: La partida al más allá de otro insigne puneño de raigambre notable y de gran ejecutoria profesional don Gilberto Torres Soto. Periodista de polendas, hombre de prensa que abrazó la profesión con singular pasión, tanta como el amor a su tierra adoptiva, a su barrio “Independencia”, y a su familia.

Don Gilberto tuvo una destacada ejecutoria periodística, desde cuando en Puno no había repetidoras de las emisoras nacionales; su timbre de voz inconfundible como corresponsal de RadioProgramas se escuchaba en las mañanas. Luego, en cada uno de los medios escritos de donde fue corresponsal, pueden dar fé de su seriedad y de su responsabilidad. No hubo diatribas, ni insultos que pudieran salir de su voz o de su pluma, siempre fue un señor en toda la extensión de la palabra. Parte de una generación de acciopopulistas puros, generados por la admiración al hombre de la Gesta de la Bandera Fernando Belaúnde Terry, y justamente por su sinceridad, es que nunca reclamo el botín de los cargos públicos en ninguno de los dos gobiernos del Arquitecto. Hoy que la política es un negocio, don Gilberto estuvo por encima de esas bajas pasiones.

Te vamos a extrañar amigo, colega y paisano adoptivo; lo peor de todo es que te vas, no por la enfermedad endémica que te acompañó, sino por la indolencia y falta de profesionalismo que pinta de cuerpo entero a los médicos de Essalud de Puno, cuya incapacidad es más que evidente, y que pese a la gravedad de su estado que requería decisión, pues la incapacidad y la raquítica formación profesional que inunda como cáncer esa institución permitió que nuestro querido Don Gilberto nos deje. Periodista de carácter, hasta tu muerte ha servido para denunciar la indolencia del cuerpo médico de Essalud, que definitivamente no es salud.
Y así como en Puno, lloramos a don Gilberto Torres Soto; en la lejana Colombia lloran la partida del “Gabo” El Premio noble y nobel Gabriel García Márquez. Parte del famoso “boom” de la literatura sudamericana puso a su Aracata querida y su gran Colombia en la cima de las letras mundiales, dando a conocer las estampas de su tierra, sus valores y sus pasiones. Es conocida la rivalidad con nuestro premio nóbel Mario Vargas Llosa; pero que se les puede decir a esos gigantes de las letras.

No sé qué desgraciados “idus” nos azotan hoy al planeta tierra, todo tipo de desastres naturales y otros desastrosos acontecimiento como la pérdida de pro-hombres. ¡Cuánta razón tuvo Ernest Hemingway cuando escribía “no me pregunten por quién doblan las campanas, porque cuando muere un hombre mueren todos también!.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más