PUNO ESTÁ DE MODA

Puno no deja de estar vigente en la esfera nacional si no es por un resonante paro, lo es por su peculiaridad de cultivar el arte y el folklore ó conquistar medallas deportivas mundiales.

 

El fin de semana pasado Puno fiel a su estilo se reposicionó en la memoria colectiva de mucha gente siendo la figura central de los diseños de José Miguel Valdivia, un peruano que sin haber nacido en Puno, es un puneñista de hechos y no de simples palabras ni promesas. Valdivia puso en relieve la creatividad de 50 artesanos puneños cuya inspiración en las formas y colores se basan en el color tierra, totora, pajonal, cielo y lago. Estoy casi seguro que Valdivia apenas conoce Puno, pero la convicción de su invitación a visitarlo pinta de cuerpo entero su caballerosidad y don de gente y lo convierten en un embajador puneño en el Perú y el extranjero. Al mismo tiempo el archiconocido “Torito de Pucará” hacía lo propio, promoviendo la artesanía puneña en el mundo.

Puno no deja de estar de moda, a veces con escándalos promovidos por su indolente é ineficiente burocracia, otras por el espíritu rebelde del puneño, los calificativos peyorativos que a veces se escuchan nos duelen más estando distantes que en la misma tierra, pero eventos que revaloran lo esencial de su cultura, su arraigo, su herencia milenaria y su esfuerzo constante, más aún si son rescatadas fuera del mismo Puno, curan las cicatrices. Procuremos que Puno siempre esté de moda por todo lo mejor de sus hijos, de buena voluntad. Estamos en Semana Santa y hacer actos de contricción, promesas de rectificación y deseos de hacer el bien al prójimo  serán el mejor bálsamo para nuestros corazones.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más