EN EL PAIS DE LOS HECHOS CONSUMADOS

mine
Una vez más vuelve la mula al trigo: No solo son los vándalos de siempre que buscan los plazos de las calendas griegas para formalizarse, y que pese a que transcurra toda una era, no lo harán. Y por otro lado está el Estado, lerdo e ineficiente que en lugar de usar las armas que la ley les ha dado, prefieren como el avestruz ocultar la cabeza ante la agitación batiente.

Y esa ecuación mortal, es la que está haciendo pasto de todos los fuegos de la seguridad jurídica, del sector turismo, de la seguridad ciudadana. Y los contribuyentes miramos pasmados cómo es que hace agua el Estado de Derecho: Es la teoría de los hechos consumados, y para las ONG´s comunistas, de “derechos humanos” y otras monserga bobas, pues se trata de un tema “social”. Si pues, mañana o pasado, los asaltantes, los marcas, los narcotraficantes y los contrabandistas; saldrán a la calle “con el puño en alto” para decir que “si no hay solución la huelga continúa”. Y el Estado de Derecho, tiene que imponer su autoridad, aquí no puede haber “diálogo”, porque eso sería abjurar del poder del Estado de Derecho, sería como una sentencia interlocutoria.

Pero para eso necesitamos de glándulas, de personalidad, y de actitudes de estadista y no de politiqueros baratos que por ganarse un par de votos, invocan al diálogo: Esa, es la paz de los borregos. Acá hay que imponer la autoridad a rajatabla, y justamente porque en éste país, reina la anarquía y la teoría de los hechos consumados es que no podemos ser competitivos, porque cualquier inversionista lo va a pensar más de dos veces en venir a un país donde cualquier vocinglero comunista, puede más que cincuenta policías; donde existen fiscales de pose y no de acción; donde existen jueces timoratos que no imponen su autoridad.

Pero también es culpa del sector privado, y se los digo como siempre de frente: Cuando las tribus aymaras vinieron a convertir en baño público a Puno, en el nefasto mayo del 2011, hubo algunos bobos empresarios del turismo que tenían màs miedo que siete viejas y que no quisieron protestar públicamente contra esas hordas hediondas, y menos quisieron pedir represión. Yo tuve que impulsar y redactar un comunicado que felizmente en Lima lo leyó Rosa María Palacios, para que el gobierno timorato y convenido de Alan García tratara de encontrar alguna solución.

Y ese personalidad endeble que solo vive pensando en la Candelaria, es la que hace daño a Puno y a los puneños, esa boba filosofía de “no hay que pelearse con nadie”, es la que empodera a cualquier desalmado. Y en esto también están los clubes (no hay partidos) políticos, que como el avestruz, no dicen absolutamente nada. Si el gobierno cede siquiera un milímetro demostrará una vez más que el Perú es el reino de la anarquía y la cobardía institucionalizada.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más