CARRETERAS MANCHADAS

DSC06665Una conocida empresa de transportes, que hace de la criollada su consigna, el “mataperro” su estrategia de mercado y la sinvergüencería, el estilo de vida de sus propietarios no tuvo más descaro y afrenta con la opinión pública que auspiciar los premios  “Varilla de Oro” y “Señor de la Amargura” del carnaval juliaqueño, paradójicos nombres que aluden seguramente al grado grosero de influencia conocido vulgarmente como la “vara” para acelerar o esconder procesos judiciales y papeletas de tránsito;  y referirse tal vez a los momentos de “amargura” de miles de usuarios que sepultan a sus familiares por negligencia de los trasnochados y mal pagados choferes.

“JULSA”  al parecer es una de tantas empresas que tiene el corazón en la billetera y la Responsabilidad Social en una cuenta corriente, es  la punta del iceberg de aquél témpano de hielo flotante del Titicaca llamado insensibilidad. No es exagerado desear su postulación al premio  “La Concha del Año”, no por su aporte a la gastronomía  criolla sinó porque a pesar de la SUTRAN, Indecopi, Jefaturas de Terminales Terrestres  y otras instituciones de nombres rimbombantes, sigue operando impunemente y sin resarcir un centavo a sus víctimas. Pero más que el rosario de inútiles instituciones, será el poder del consumidor el que deseche por completo a ésta empresa dentro de su amplio abanico de opciones de viaje. Que la perseverancia de los agraviados sea el principal escollo del carnaval diario de muertos y lisiados que promueven  éstas irresponsables empresas a diestra y  siniestra por las carreteras del Sur.

(Publicado en «Correo» el 12-03-14)

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más