EL FEBRERO CRÓNICO DE PUNO

EL FEBRERO CRÓNICO DE PUNO

No hay duda que los puneños y sus autoridades piensan que solamente es el mes de febrero, el único que existe para el calendario económico de Puno. Y justamente por eso, se dá esta clase de dislates como de volver a talar àrboles, emulando a las tribus aymaras y a sus hermanos de destrozos: Los mineros informales. Y todo bajo la égida protectora de la “Parada Folklórica”, que anualmente cambia de recorrido, como seguramente las “chinas” de medias.

Tarde, pero se han dado cuenta que le están haciendo el favor electoral a un candidato a la Alcaldía cuyo plan de des-gobierno es únicamente Febrero, vísperas, borracheras, cacharparis, y juerga general; y seguramente cosechará votos del “electarado” acostumbrado a votar con el corazón o con la botella; antes que con el cerebro. Y ahora que recién el “electarado” puneño se dá cuenta de semejante estupidez (por no decir lo que decía Cipriani de los derechos humanos), ahora han frenado en seco, y cual quelonio bobo, el Alcalde de Puno, pretende no decir lo que dijo; y dejar de hacer lo que dejo que Gobierno Regional lo haga. Pero de obras de impacto, de promoción de inversiones nada. Es que así son todos los comunistas que pululan todavía en Puno, todo lo dirigen políticamente; antes que económicamente.

Y por eso, porque el Carnaval llamado “Festividad en Honor a la Virgen de la Candelaria”, está tan pésimamente aprovechado, y peor promocionado. Algunos candelejones piensan que los turistas van a venir a raudales a un evento, que carece de instalaciones sanitarias mínimas, y por eso en febrero, gracias al Alcalde y a sus porcinos regidores, la ciudad tiene un olor a orines. Y nada se prevee, y nada se planifica, todo se hace a la diabla. ¿serà eso que hay tantos diablos y otros pobres diablos?.

Pero lo triste es que luego que pasa la orgía de Febrero, nos vienen los “idus” de Marzo, y allí es cuando algunos puneños se preguntan, si valió la pena semejante espectáculo gratuito para todo el Perú; pero sin recibir nada a cambio, el siempre indulgente y generoso Puno. Y hasta la fecha a nadie –excepción mía- se le ha ocurrido que la festividad de Febrero, DEBE de ser aprovechada para atraer inversiones, para promover sinergias económicas; para encargar de una vez por todas a una empresa de preferencia internacional, para que pueda comercializar eficientemente semejante entrega del puneño al mundo. Pero eso no se dan cuenta o no quieren darse cuenta.

Por eso, seguirá la estúpida tala de árboles; seguirán los pobres obreros de limpieza con el sueldo miserable (y encima se les descuenta el diezmo para el “partido”), pero con mayores cargas de recojo de desperdicio. Por eso, seguirán permitiendo que las ventas de la cerveza se facturen en Arequipa, Cuzco, o Lima; y no se genere nada para el fondo de promoción municipal de Puno. Y seguirán pensando que la Santísima Virgen de la Candelaria, los bendice porque les dá la oportunidad de mirar lindas piernas o chupar gratuitamente; pero que luego de eso, cuando se voltee la mirada al pavoroso espectáculo de una mano vacía y un estómago famélico, los haga pensar a todos en otros tristes meses. ¿Cuándo se darán cuenta los puneños que hay doce meses y no solo uno?

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más