EL CONGRESO ANTICUCHERO

EL CONGRESO ANTICUCHERO

 

lmpp00Escribe: Luis Miguel Pino Ponce

Más que un establo, en el que al menos existe un orden natural de especies, el  congreso peruano (con minúsculas) se mostró públicamente lo que es: Una orgía de bajas pasiones y de nulas virtudes, una mescolanza de ambiciones, taras, y grandes complejos. Es más, como casi el 99% de sus integrantes no tienen especialidad conocida en temas tan especiales y complejos como la economía,  y el derecho; era de esperarse que ante el grave encargo constitucional de elegir a miembros del Tribunal Constitucional, Defensoria del Pueblo, o Directores del Instituto emisor, se hayan dejado de llevar del rabo ¿o creen uds. que la polleruda proto-comunista de Claudia Coari podría siquiera balbucear una pregunta a uno de los candidatos al BCR?. ¿O tal vez el congresista prostibulario de Perú-Posible podría siquiera conversar con uno de los postulantes al Tribunal Constitucional? Ya me imagino esas entrevistas: Sería como un diálogo sobre literatura entre Jorge Luis Borges y Abencia Meza.

Pero bueno,  no exageremos para que no quede peor de lo que está la “representación popular”.  Es que de ésta nadie se salva: No se salvan los gobiernistas, que al igual que su magister non plus ultra, alias “Otàrola” dicta todos los días cátedra de psicología animal, enseñando a sus ruines congéneres,  cómo es que el hombre puede caminar de rodillas. O los Fujimoristas, que han demostrado tanta fortaleza ideológica que prefieren el fango a la historia, y que por imponer a Souza, han hipotecado su vergüenza. O los de acción popular, que mostraron públicamente su manejo de la calculadora, con tanta  destreza al igual que el negro “canevo” o la banda de los injertos. ¡Cuánta razón tuvo Oliverio Cronwell,  hace 400 años cuando en la puerta del Parlamento Inglés puso el letrero de “Se alquila”!. Acá sin ser émulos de ese inglés, podríamos poner en su puerta un letrero: “Cuidado: alimañas peligrosas”.

Hoy, cuando se aparece negra noche que precede a la turbulenta vida política peruana, tuvo que ser lo último que queda de la reserva moral del Perú: La juventud aún no contaminada, la que asqueada de las cuchipandas, de las retortijas y de los anticuchos políticos; y al ver que los propios partidos políticos estaban dentro de la orgía de ambiciones, es que salieron enhiestos para demostrarnos a todos que muchas veces donde se cierran las puertas de la legalidad, se abren las de la violencia. Y pensar que es el congreso peruano, la matriz de las leyes, de la legalidad.

Escriba su comentario 1 comentario

Comentar con: ó
  1. Manuel Alberto hace 9 años

    La Historia política del Perú esta plagada de esos comentarios que determinan una constante no solo e nuestro país si no en todo historia latinoamericana, ,vasta leer paginas sueltas de nuestro escritor Gonsalez,, Prada entre otros,como podemos cambiar la historia que es repetitiva…los grandes negociados de todos nuestros politicos sin excepción,es un reto que debemos enfrentar todos los peruanos y para ello es determinante la educación….ello es básico,dicen las malas lenguas que cada país tiene el gobernante que se merece….. no lo creen Uds.

REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más