EL MALZON NUESTRO DE CADA DIA

EL MALZON NUESTRO DE CADA DIA  

 

Escribe: Luis Miguel Pino Ponce

     

A Malzon Urbina le ha llovido tupido, por parte de tirios y troyanos. Se atrevió a nadar contra la corriente. No lo defiendo, pero me hubiera gustado que al menos lean la sentencia (de más de 60 hojas), que como cualquier otra sentencia es discutible. Por eso, y justamente porque errar es humano; es que el legislador creo la doble instancia, es decir que un fallo pueda ser revisado, por un colegiado de tres miembros. Y esta instancia puede confirmar el fallo, revocarlo, integrarlo; anularlo, o confirmarlo.
Pero lo que llama la atención, es que muchos de los encopetados “juristas” limeños, hayan olvidado (o no conocen) que la Constitución Peruana en su art.139, reconoce que ninguna autoridad puede avocarse a causas pendientes ante el Poder Judicial. Y la ley Orgánica del Poder Judicial establece que toda persona y autoridad debe de acatar las disposiciones judiciales. Muchos dirán que es un esperpento, que es una vil mezcla de taras literarias con esbozos jurídicos; pero si no nos acostumbramos a cumplir con las normas del Poder Judicial (bueno,malo,pésimo) que nos espera? Tal vez lo que en los andes peruanos se conoce como la “Justicia Popular”. Y yo pregunto ¿Cuál es la impopular?. Oigan esto no es un concurso de simpatía, o de “rating” de audiencia. Las decisiones judiciales  se deben de cumplir.
Ahora muchos dirán que como existía apelación, pues no procede una ejecución anticipada, lo que pasa es que, el Código Procesal Constitucional (que desarrolla las garantías constitucionales y establece su procedimiento para lograr su cometido) señala en forma clara que, cuando se trata de un Proceso de Habeas Corpus, y es declarado fundado, pues el Juez está facultado para disponer el cumplimiento inmediato de su resolución, por más que ésta haya sido apelada. La razón es que, como se ha atacado derechos fundamentales, pues éstos requieren de una inmediata protección. Ahora,  mal hacen las autoridades del Ejecutivo, desde el Primer Ministro, al Ministro del interior, en reclamar a viva voz que no cumplirán con los extremos de la Sentencia; y con esa lógica ¿cómo vamos a pedir luego respeto a la autoridad policial, cuando desde su mismo titular dice que no va a cumplir con las decisiones judiciales? ¿No es una pública apología a la barbarie esa de Ilave, o de las tribus aymaras cuando invadieron Puno? ¿No era eso una demostración pública de la “Justicia Popular?.
Es que, como decía un abogado norteamericano en el Perú, hay normas rígidas, pero de cumplimiento flexible; en cambio en Estados Unidos, hay normas flexibles, pero de cumplimiento rígido. El gran problema que tenemos en el Perú, es que no tenemos un derecho propio, algo que responda a nuestra realidad; y nos llenamos la boca citando a los juristas Alemanes, Franceses, o a los de la quebrada España. Cuando acá tenemos una mixtura entre el caos africano, la informalidad hindú, las leyes suizas, y los principios penales alemanes. Por eso, mientras no entendamos que las leyes son para cumplirlas “todos”, no solo los ciudadanos de a pié; seguiremos viviendo entre Sancho Panza, y Hans Kelsen; y al grueso de la población no les interesa en lo más mínimo quienes fueron, sino los problemas que tienen en el Perú a diario, y que los famosos juristas de fama cósmica no los conocen.
De manera que, por más impresentable y tragicómico que sea el magistrado Malzon Urbina, representa a uno de los poderes del Estado. Tal vez su graciosa e impresentable figura, sea la mejor prueba de la calidad de magistrados que eligen los enfermeros, economistas, contadores, y algunos abogados que forman parte del Consejo Nacional de la Magistratura, y vaya vaya que nadie les ha enrostrado cómo es que tuvieron el criterio “malzoniano” para elegir a semejante magistrado.

Escriba su comentario 1 comentario

Comentar con: ó
  1. romulo hace 9 años

    Sr. Pino su comentario acerca del magistrado en cuestión esta bien planteada, pero tiene rasgos discriminatorios raciales y eso no se puede permitir, porque tanto odio a los aymaras o quechuas le recuerdo que toda sus antepasados vivieron de ellos y Ud. también, si no piensa así entonces que hace en Puno, viva en otro país donde se sienta que son de su misma raza, y en todo articulo Ud. demuestra esa fobia al cholo llamándolo indio cree que porque es abogado puede decir cualquier estupidez esta equivocado. Ademas esta criticando de forma burlona a su propio colega , de gracioso e impresentable siendo este un magistrado con esto esta demostrando que como persona es un simple vulgar y racista, si quiere hacer comentarios piense primero luego escriba.

REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más