COREA DEL NORTE: EL CANIBALISMO EN TODA FORMA

COREA DEL NORTE: EL CANIBALISMO EN TODA FORMA

 

Escribe: Luis Miguel Pino Ponce

 

Kim Yong Soon, es un huérfano no lo conoció a su padre, lo único que sabía era que él fue un desertor: En Corea del Norte, los delincuentes políticos, los que discrepan con el régimen comunista, son castigados hasta su tercera generación. Sin haber cometido crimen alguno; son tratados como animales, están en campos de concentración. Si una prisionera política está embarazada, los comunistas esperan a que nazca, para en presencia de la madre lo pisoteen hasta la muerte por los soldados, ella está obligada a ver la ejecución de su hijo. Esa es la “creación heroica máxima del marxismo norcoreano: La idea juche”. Es la vida a oscuras, literalmente hablando; porque como no hay petróleo, a las 11 de la noche está la penumbra en toda Corea del Norte, pero solo esta iluminada la estatua a Kim Il Sung el Presidente eterno, y dos o tres monumentos; y sobre todo la residencia de su dinastía.

 

Las carreteras de toda Corea del Norte, están limpias y sin los occidentales embotellamientos, lógico: No hay norcoreano que tenga autos, solamente tienen acceso a ello los altos funcionario; no hay ni bicicletas, es que la pobreza los iguala, es el ideal comunista hecho realidad: Todos iguales en la pobreza, en la hambruna, en la absoluta lealtad a sus líderes; en pensar que viven en el  país de las maravillas: Lógico, no hay medios de comunicación, además ¿A quién llamarían? No hay internet, ni teléfonos celulares (a los cuales los “comunistas-socialistas-aduviristas” peruanos son tan adictos) y tampoco turismo, salvo el dirigido al milímetro con guías oficiales que solo muestran lo que quiere el régimen (al igual que en Cuba).

 

El gobierno comunista que supuestamente odia a la derecha, a la monarquía; pero que se llama “democrático y popular”, pues al igual que Castro, o Chávez, o la Reina de Inglaterra; dejan herederos políticos. Los Norcoreanos, lo único que saben es odiar al extranjero, juran que Estados Unidos quieren invadirlos, los niños hambrientos lo primero que tienen que aprenden es a odiar al extranjero. Han muerto de hambre tres millones de norcoreanos, pero tienen un ejército de un millón, y que son los únicos alimentados.  

Es que si naciste con la idea de que “todos los extranjeros quieren atacarte”, entonces tu vida solamente está hecha para defenderte, no puedes compararte con nadie, porque no sabes como son, solo los tienes que odiar. Tu vida está controlada por la idea “juche”, pobre de ti que no encuentren en tu casa las imágenes de los líderes comunistas; te van a enviar a los campos de limpieza ideológica: Ahí vas a ser sujeto de experimento de armas químicas. ¿Y los derechos humanos? Eso es parte de la “propaganda del extranjero, del imperialismo”. Para un norcoreano que logra escaparse del infierno, y llega a Corea del Sur, es pasar de la noche al día; es entender lo que es libertad, lo que es la negada capacidad de elegir, de decidir tu futuro; de leer lo que quieras, y no lo que quiere el régimen. Los pocos que escaparon de la barbarie comunista, narran que la hambruna es tan grande que están acostumbrados a comer carne humana – huesos incluidos-, o que tienen que ver como espectáculos las ejecuciones masivas de los disidentes políticos de cien en cien, gaseados con las “armas socialistas-antiimperialistas, del Campo de Prisioneros 22”.

Hoy, Kim Jong Um el rechoncho nieto del dictador comunista – alabado por los candelejones comunistas peruanos- quiere distraer el fracaso del régimen; y para que exacerben su comunismo hambriento y caníbal, pues quiere declarar la guerra al mundo. No sé qué espera occidente que no acaba de una vez, con esta inquina, con ese reino ermitaño; aunque siempre hay en el mundo algunos convenidos que como en el Perú hablan de “derechos humanos”, pero hasta se visten con el uniforme de la “idea juche”. Oigan Apristas Uds. también han sido tontos útiles de los comunistas ¿No se acuerdan de Carlos Roca, vestido con el uniforme norcoreano y dando elogios a la “Idea Juche”? ¿O el desubicado Alcalde de Breña José Gordillo, que condecoró al muerto dictador Kim Jong Il y que luego, por presión de su propio partido aprista la anuló? Por eso, el único buen comunista es el que está muerto. El resto es hipocresía.

Escriba su comentario 1 comentario

Comentar con: ó
  1. eliam victor hace 9 años

    jja esome risa nadie puede aser eso

REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más