ILAVE, EL AYMARAZO, LA PARADA: EL ASCO NACIONAL

ILAVE, EL AYMARAZO, LA PARADA: EL ASCO NACIONAL
Escribe: Luis Miguel Pino Ponce

Cuando los limeños pensaban que el asco nacional ese de las “luchas populares”,  o el vandalismo autotitulado “protestas sociales”; era solamente en el nido de minería informal, contrabandistas, comunistas; “pueblos originarios” y otras especies; en que se ha convertido Puno. Pues se equivocaron, y justamente porque al gobierno del beodo Toledo “en mi gobierno no he derramado sangre” (excepto la masacre del alcalde de Ilave), o del gordo García (que prefirió los orines de las tribus aymaras en la Plaza de Armas de Puno, antes que reprimir a los indígenas); ahora ese cáncer ha hecho metástasis: En Lima, les ha explotado en la cara todo lo que a Puno, nos caracteriza y nos envilece: El tumulto, la tribu, la horda, el desorden; la falta de glándulas y de decisión. Y tenía que ser el Congresista Lescano (que necesita una brújula para ubicarse en economía) que tenga que salir en defensa de los informales y de los vándalos. No han faltado los comunistas que se preocupan como siempre “por los derechos humanos de los luchadores sociales”, pero nunca de sus víctimas; y ahora a nivel mundial los han visto, a estos “luchadores sociales” que en todo el Perú son iguales, visten igual, huelen igual; y tienen tanta valentía como siete viejas: Cobardes que se escudan en el tumulto.

Ahora todos piden “principio de autoridad”, “diálogo”. O no saben, o no quieren entender que la AUTORIDAD SE IMPONE, no se conversa. Así de simple; sino pregúntenle a Fidel Castro, o al Dictador Norcoreano; o alos Gobiernos Norteamericanos, Chilenos o Brasileños, cuyos duros y represivos policías necesitamos de emergencia. Pero no se puede pedir peras al olmo: La Policía Nacional del Perú, en América (seguro con la boliviana) es una de las más desarmadas, y más expuestas al desamparo legal; es el colmo que hasta los encausen por “abuso de autoridad” cuando cualquier delincuente comunista atenta contra la propiedad privada. No pueden disparar, ni usar gas mostaza, ni balas de goma, ni descargas eléctricas; encima, si los enjuician, van a encontrar a un intonso fiscal o juez, que “de acuerdo a las tendencias mundiales del derecho”  falle en contra de èl. Es el colmo. Y ante semejante desarme, crece el vandalismo; si se logra que a todos los indígenas aymaras, los encarcelen, los escarnezcan; para que nunca màs suframos lo del pasado año (con la aquiescencia del Alcalde de Puno y sus funcionarios que se solidarizaron con estos), pues no se dará un buen mensaje al Perú.

Y para esto se tiene que CRIMINALIZAR RADICALMENTE, todo tipo de protesta que atente contra la propiedad privada, contra las vías de comunicación, y contra el libre tránsito; entonces necesitamos que sea una política de Estado (no de cada ministro del Interior) la represión a estas formas criminales de atentar contra el Estado de Derecho. Y para esto se requiere de Fiscales y Jueces con glándulas, que se olviden de las “tendencias mundiales del Derecho”, porque cada país tiene normas de acuerdo a su realidad. ¿O uds. Creen que a los alemanes les interesará siquiera un comino los principios del derecho peruano? Los jueces peruanos hablan, y juzgan como si estuvieran en Suiza, y con alemanes. Si esto no lo entendemos, pues el Estado de Derecho, se va habitúeselos convertir  (o ya es) en lo que dijo Monseñor Cipriani de los derechos humanos: Una cojudez.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
REDES SOCIALES
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
RESPONSABILIDAD SOCIAL Ver más