NO ERA PRESIDENTE, ERA DELINCUENTE

Luis Miguel Pino Ponce

Por si acaso, para ilustrar a muchos ignorantes “apreros”, el fundador del APRA, no es Alan García; fué Haya de la Torre. Y entre los dos, hay tanta distancia, como de la Tierra a Plutón. Uno dedicó su vida a sus ideales, equivocado o no; pero de intachable ejecutoria. Ni siquiera era de él, el lecho de su muerte; nunca tuvo casas, ni cuentas secretas. El otro pervirtió absolutamente toda la prédica del “viejo”. Haya, hablaba de “joven prepárate para la acción, y no para el placer”, García, en su porcina vida, dio rienda suelta a los siete pecados capitales: Gula, lujuria, pereza, ira, envidia, avaricia y soberbia. Ahí están los resultados, tiene tantos hijos, como cuentas secretas; no le gusta trabajar, son conocidos sus ataques de ira, hasta con patadas; no tolera el éxito ajeno, y es avaro al máximo: Él no sabe lo que es invertir, porque “la plata llega sola”. Y su ego, es tan grande como sus “toques”. Es más, creo que ha inventado otros pecados: Los conocidos le quedaron cortos como una camisa de dos números menos.

Y fuera de lo dicho, lo que también lo caracteriza; es que no sabe (y tampoco quiere saber) lo que significa gratitud y lealtad. A él que todos lo sirvan, que todos le hagan favores, que lo hagan vivir gratis; pero para retornar favores, nones. Y cualquiera de sus acólitos debe de –cual ofrenda yakuza- mostrar sacrificio absoluto hacia él. Desde el pobre y leal Agustín Mantilla, que durante 15 años sufrió carcelería; hasta Chinguel, que sigue preso. Cuando todos saben para quién era el negociado de los fusiles Kalashnikov, y el de los “narcoindultos”. Pero aun así, siempre hay algún bobo que se siente feliz con un “selfie” con él. Lo mismo le pasó a la prestante y eterna doliente Pilar Nores de García, a quien le hizo criar, al fruto de su infidelidad; al que luego hasta lo ofrendaría a la imagen del “Señor de los Milagros” ¡Alan si cumple!

Algo significativo pero revelador: No hay médicos apristas. Porque no podrían explicar cómo un hombre no tiene sangre en la cara (o es que lo que más hay, es grasa). García es la mentira y el doble mensaje ambulante. Ayer decía que Lourdes Flores (la eterna amante sin chance, de tantas navidades; pero ninguna noche buena) era la “candidata de los ricos”, luego hasta la llevó en su corroída plancha presidencial. Dijo, que ponía las manos por Chinguel, para luego decir pedir la máxima sanción. Aseveró que se retiraba del APRA, al que convirtió en una “Asociación Para Robar Algo”, pero sorpresivamente “llegaba para repotenciarla”. Dijo que no se iría del Perú, porque “quien nada debe, nada teme”; y que se “allanaba a la solicitud fiscal de impedimento de salida”; pero como el miedo no es sonso; después de haberse comido docenas de calzoncillos, y al saber que ya no está en la Fiscalía el “compañero” Peláez Bardales, pidió asilo al Uruguay. ¡Alan no miente!

Por eso, es que tengo emociones encontradas: Carcajadas me provocan las actitudes y ladridos de Mulder, Del Castillo y Valle Riestra (Ex – Premier de Fujimori ¿Que “coincidencia” verdad?), que tratan de explicar la cuadratura de la ballena. Pero, también cólera e impotencia, al ver la conchudez y desvergüenza; de quien dos veces fue Presidente, burlándose de la justicia peruana, mostrando el camino, para los narcotraficantes, y toda clase de delincuentes; quienes alegremente también podrán alegar “persecución política”. ¿No estuvo dentro del debido proceso, no tuvo abogado, no se allanó acaso al requerimiento fiscal? Lo que pasa es que hoy, ya no están los “compañeros” en el Ministerio Público, entonces reclama por eso; porque nunca le gustó pelear limpiamente. Alan es el típico truhan de callejón oscuro, de jugador de garito que juega con cartas marcadas, y dados cargados. Por eso se desgañita ¿Es acaso el “poder político”, el que lo procesa “por sus ideas”? Nada, es por CHORO. Entiéndalo bien. Además, ¿Qué peso político tiene hoy el APRA? Ni en Trujillo (Cuna y tumba del aprismo) ha podido ganar.

Hoy, cuando la indignación del pueblo peruano llega al paroxismo, tengo que invocar calma, pero no la de los cementerios, sino del estratega que fríamente planifica la guerra. Y eso es lo que necesitamos. Recordemos que el enemigo, es un monstruo grande que pisa fuerte.

 

 

 

 

 

 

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
Publicaciones Ver más
Top Press
Lo más
Archivo
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
Enlaces
Encuesta
Lo sentimos, por el momento no hay encuestas disponibles.
Suscripción

¿Quieres estar actualizado en noticias de turismo?