LOS DEMAS AYMARAZOS.

Luis Miguel Pino Ponce

Cuando regresaba de la Venezuela chavista en Mayo del 2011, pasmado por el desorden, los abusos, la corrupción evidente, inflación, y la política desfasada de la realidad; me encontré con una realidad peor. Puno sufría el embate de las hordas cavernarias que disfrazados de “hermanos originarios”, demolieron todo lo que encontraban a su paso; incendiaron lo que pudieron, azotaron a los pacíficos ciudadanos que transitaban y tiraron piedras a los turistas. Las fuerzas policiales se replegaron y ni qué decir del Ejército: Lo comandaba en Puno, un aprendiz de político. El Estado limeño y ausente, no tomó en serio la algarada, y dejaron que la imagen del turismo se hunda. Puno tiene hoy como apellido “aymarazo”. Verbigracia: Hoy sus candidatos dicen que van a “promover el turismo”. ¡Sí señor, cómo no!

Pero como el mal cunde, y el gran aporte que el Perú ha hecho a la ciencia del derecho, es la teoría de los hechos consumados, es decir: El “caballazo”, que tiene más fuerza que 20 códigos y 40 jueces. ¿No pasa acaso eso con cada protesta “popular? ¿No cierran acaso carreteras y vías públicas cuando al tumulto le viene en gana? Es que los derechos humanos, son siempre para quienes no creen en ellos. Y la cobardía disfrazada de centenares de rostros similares o con arengas destempladas, es más contundente que la razón jurídica. ¿No vemos acaso cómo es que muchos lanzamientos judiciales se frustran por una “tema social”? Entonces ¿para que se sigue el lerdo proceso? Encima, ha surgido otra gran teoría jurídica: La Justicia “intercultural”, entelequia absurda con la cual queda subalterna la justicia convencional, y que es una patente de corso, para burlarse de las normas. Es decir, para la “justicia intercultural”, el que vive en la ciudad, tiene menos derecho que aquel que vive lejos de ella, o que invoca simplemente que, de acuerdo a sus “costumbres ancestrales” puede realizar hasta sacrificios humanos. Por eso no me causa ninguna extrañeza, que ante la consecuencia negativa al Perú, por el arbitraje con la Bear Creak, desde pasmados congresistas y aprendices de brujo, han salido a decir que “no van a permitir el pago”. Lo que no debieron permitir era el estropicio, y no las hoy nefastas consecuencias. Además igual nos la van a cobrar.

Y los que pensaban que solamente pasaba un “aymarazo” en Puno, se equivocaron. Resulta que el país real – distinto al país legal, ideal, y timorato- les estalló en la cara a los limeños. Los seguidores de otra tribu, llamada (dicen) “El aposento alto”, de buenas a primeras, y burlándose del estado “constitucional de derecho” (nombre que es parte de la gran masturbación nacional) resolvieron tomar la justicia por sus manos. Y armados de largos palos, amarillos cascos y blanca pintura, les hicieron sufrir a los limeñísimos y mazamorreros vecinos del barrio “La Victoria”, lo que les pasó a los altiplánicos peruanos. Al igual que a los otros, a éstos tampoco les importó las leyes, el debido proceso, la autoridad judicial (también con semejantes saurios como los “Hinostrozas” nuestros de cada día, ya no hay respeto), y fueron a tomar posesión real y directa de lo que ellos pensaron suyo. Allá en las alturas, se zurraron en el templo de la Santísima Virgen de la Candelaria; en Lima, tiraron al suelo la sagradísima imagen del Señor de los Milagros. En Puno, invocaron la “defensa de los recursos naturales”.

Allá, invocaron la “voluntad divina”. En Lima, desconocieron todos los títulos registrales y autoridades municipales, en Puno, igual. Por suerte, es que la gris y húmeda Lima, es el centro del poder; por eso tuvieron que desplegar a miles de policías. En Puno, a más de mil kilómetros del centro de poder, no los desplegaron; los replegaron.  ¿Qué tal? Con todo esto ¿vamos a seguir permitiendo que el orden jurídico sea solo una expresión lírica? El derecho, por si no lo saben, es la máxima expresión de la violencia organizada. Ya Goethe advertía: Prefiero la injusticia al desorden. En el Perú, no tenemos justicia; pero mucho desorden.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
Enlaces
Encuesta
Lo sentimos, por el momento no hay encuestas disponibles.
Suscripción

¿Quieres estar actualizado en noticias de turismo?