EL MARX QUE DESCONOCEN LOS MARXISTAS

Luis Miguel Pino Ponce

Fue en el Aeropuerto de Maiquetía, en el 2011, en pleno auge del totalitarismo Chavista donde compré “El Bolívar de Marx”, estudios críticos pero sustentados de Inés Quintero y Vladimir Acosta. Me acordaba de los muchos “colegios bolivarianos”, del supuesto gran libertador; pero que para Marx, a quien hoy no lo leen, sus ovejunos seguidores -o “ceguidores”-; Bolívar; era más bien el “canalla más cobarde, brutal y miserable” (Carta a Engels en 1858). Pero vaya, estos iletrados marxistas que pululan en el Sur, son admiradores de la “revolución bolivariana, antiimperialista”, pero ignoran ¿Qué saben de marxismo, los marxistas de hoy?, que justamente Marx alababa que el imperialismo inglés, haya llevado el ferrocarril a la India. Pero ahí está el “marxista” de Maduro, quien sabe tanto de marxismo como yo de veterinaria.

Ahora, si tanto bombo le hacen al Alemán, -¿o me van a decir que Marx era “hermano originario”?- seguro que si hubiera conocido el Sur del Perú, hubiera dado loas al espíritu revolucionario del capitalismo, y quien sabe lo hubiera impulsado; porque ¿no están en la época de la comunidad primitiva una gran parte del Sur, donde inclusive existe ese hipo económico llamado comunidad campesina? Total: Para Marx, debía de haber proletariado, quien era llamado a ser el enterrador del capitalismo. Y claro, odiaba al capitalismo, porque nunca tuvo capital; y que lindo es vivir de un mecenas como Federico Engels (como los ignorantes marxistas de hoy, que no leen y salen a tirar piedras, pero con la plata del “papito”). Además, no creo que le hubiera gustado mucho ser obrero en la Inglaterra Victoriana, donde sí existía un capitalismo salvaje sin ocho horas, ni seguro social, y menos “Misterio” de Trabajo.

Pero, el resumen de su fantástica teoría económica se reduce a la abolición de la libertad, la propiedad privada, y que dentro de un Estado dirigista y planificador, benefactor de todos; todos deberían ser iguales en la riqueza. Olvidó el viejo Marx, que es el egoísmo el que ha impulsado el desarrollo del mundo, la singularidad y la innovación que diferencia; es la que impulsa la creatividad. Tarde se dieron cuenta de esto los exégetas de su idea, y desde el primer país que desarrolló sus tesis (con el aporte de Lenin) fue la Rusia Soviética; tuvo que reconocer su fracaso. Los marxistas cholos, no han leído (¿acaso leen algo?) “Perestroika” de Mijail Gorbachov, donde se resume que, es la igualdad en el trabajo; el enemigo de la productividad. Además, Marx vaticinó que debía de ser en Inglaterra (por su proletariado) donde surgiría la revolución comunista. Se equivocó, y los ingleses, ni por asomo dejaron su conservatismo monárquico; adoran a su realeza; y, hoy en la Rusia Futbolera, nos espera un capitalismo salvaje. ¿Para ese experimento murieron más de 14 millones con el marxista Josep Stalin, 3 millones en Camboya, y miles en Cuba?

Ni que decir de la otra “gran espada”, como dicen los asesinos de los terroristas de Sendero, e hipócritas acólitos del Movadef: El Maoísmo. Resulta que China, de comunista, solo tiene la patente, y el rostro de Marx; para los polos que venden junto con las zapatillas y los demás productos de dudosa calidad, pero de bajo precio. Su Presidente, el re-re-reelecto Xi Jinping ha dicho: “China exporta todo, menos su modelo”. Y ahora ¿Dónde quedan los marxistas-leninistas-maoístas? ¿Para eso murieron entre 20 y 43 millones de Chinos? Además, el modelo Chino (dizque marxista) no se caracteriza precisamente por reconocer los “derechos de los proletariados” ¿verdad? Ahí no hay ocho horas, ni seguro, ni Sunafil. Por eso no tienen sobrecostos laborales. Así cualquiera es competitivo ¿verdad?

Como se pueden dar cuenta, eso de vivir de dichos, chismes y de oídas; antes de dragar en el estudio, produce seguidores con la cabeza hueca y sin sustento. Los marxistas cholos, en lugar de comprar “periódicos con calatas”, deben leer por lo menos a Martha Harnecker o a Louis Althusser. Al menos en mis tiempos era básico, para poder entender “El Capital”. Hoy levantan el puño izquierdo, pero con la mano derecha agarran su Coca-Cola y su celular, que no son productos del Marxismo.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
Enlaces
Encuesta
Lo sentimos, por el momento no hay encuestas disponibles.
Suscripción

¿Quieres estar actualizado en noticias de turismo?