EL CONGRESO QUE NO T.V.

Luis Miguel Pino Ponce

Como los brontosaurios que pululan en el Congreso, ganan tan poco, y tienen tan poca proactividad; no son capaces de implementar con lo que ganan, sus oficinas. Quieren que los contribuyentes, a quienes se nos amenaza con un incremento en el espectro del impuesto a la renta, paguemos sus caprichos del tamaño del mundial de fútbol, pero con el cerebro de los chimpunes. Como la lectura y la abstracción (aunque andan en la luna) lo que caracteriza al establo parlamentario; resulta que para algunos como Becerril (aunque de él se puede esperar cualquier cosa), requieren de televisores de última generación para “estar informados”, y otros, como la chantajista, el productor de audio y video, el negociador de cargos, y etc. Para que quieren tener un frigobar? ¿O en este aparato van a congelar sus proyectos de ley, o las van a condenar al frío eterno las labores de fiscalización que no hacen, y que tampoco las van a hacer?. Si la política es el arte de los gestos, éste amenazado dispendio, es un pésimo gesto de descaro y burla a los llamados de austeridad que tontamente hace el Presidente Vizcarra. ¡No se oye Padre!

Ahora ¿No les es más útil comprarse un diccionario? Porque el nivel de dicción, o de manejo escritural del idioma es paupérrimo en el Congreso. Parece que estudiaron en una conocida universidad juliaqueña, cuyo requisito es justamente hablar pésimo y escribir peor, para ingresar a ser profesor universitario. Lo peor de todo, es que, en lugar de dar una imagen de estar dentro de la problemática nacional, cuyos Hospitales hacen gala de falta de presupuesto, higiene, instalaciones y medicinas; de un sector educación, que solo muestra interés en hacer elefantes blancos como “infraestructura educativa”, pero cuyo contenido curricular es para llorar; los congresistas están ausentes. Y de este dispendio no se salva nadie: Porque los izquierdosos (sobre todo uno, que es Notario, profesor universitario, dueño de más de una docena de casas, y que sigue orondamente cobrando de todos) fueron los primero en pedir los televisores y los frigobares: Al diablo con la lucha contra el sistema, el paraíso socialista puede esperar: Lo que no puede esperar, son los lujos pequeño burgueses-de clase media alta. Y en esa cuchipanda de la pantalla plana, está oronda la Foronda, quien inclusive delegó el recojo del aparato a su íntima conocida la recientemente expectorada ex (o pro?) terruca: Nancy Madrid Bonilla, quien por si acaso, nunca les puso televisor a los secuestrados empresarios, hechos por su nunca negado MRTA.

Y mientras los brontosaurios del Congreso, van a usar los gigantescos televisores, para mirar programas de tanta cultura ecuménica, envidia de la educación finlandesa o austríaca, como: “Esto es guerra”, o “Combate”; y con cuyos apasionantes capítulos, elevarán su nivel de cultura general; el resto de los compatriotas que viven por encima de los 4,000 metros, seguirán apoyando a la Selección, pero sin ver el Mundial ni en figuritas. Si tuvieran algo de sentido común (aunque en el Congrezoo, es el menos común de los sentidos) se inhibirían de semejante dispendio inútil y bobo; pero con la lógica de Bienvenido Ramírez, (cuyo aporte al estudio del Alzheimer es de reconocimiento mundial)  y del filósofo de fama cósmica llamado Kenji Fujimori; la cosa es agarrar ahora, porque otra vez ya no habrá. Al menos deberían de seguir el ejemplo del Paladín de la democracia,  miembro de número de la Academia de la Lengua, y  asiduo concurrente a la Biblioteca del Congreso (no sabemos para qué, pero no se preocupen, que no leerá nada), autor de la famosa frase “Como es la nuez” (la misma que está a la altura del “cogito ergo sum”: El ínclito Moisés Mamani. Quien compró con su dinero los modernos equipos de grabación, con la cual se trajo abajo al gringo PPK, y a la todo terreno Mechita (de la que todo se puede esperar). Si este héroe, producto de éste congreso, y que lo representa de cuerpo y lengua entero, pudo comprarse con la suya un michi reloj-filmador ¿Por qué el resto no se pude comprar un televisor? Como verán, esos son los grandes misterios, que los especialistas en psicología animal descifraran.

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
Publicaciones Ver más
Top Press
Lo más
Archivo
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
Enlaces
Encuesta
Lo sentimos, por el momento no hay encuestas disponibles.
Suscripción

¿Quieres estar actualizado en noticias de turismo?