¡ SOCORRO VIENEN LOS EXTRANJEROS!

Luis Miguel Pino Ponce

Cual fantasma que asusta a los niños, hoy nos vienen con una tremenda cantaleta: Que a los pobres y explotados peruanos, vienen potencias extranjeras para saquearlos, aprovecharse de su ingenuidad, venderles de nuevo espejitos; y finalmente dejarlos como un hueso chupado. Y frente a eso, ya se oyen los tambores de las danzas de la lluvia, o de invocaciones a los apus. Y quienes algo conocemos del mundo, sabemos que sin interrelación, sin intercambio comercial, cerrando nuestras fronteras corremos el riesgo de ser una norcorea chola.

En Chile, la principal cementera (Lafargue) es de capitales peruanos, del grupo Brescia para ser exactos, en Argentina, están los capitales arequipeños, al igual que en el Ecuador, y en Puerto Rico. En Bolivia, la leche PIL, también tiene capitales peruanos. Y hasta empresarios juliaqueños son industriales en el Alto de La Paz. No he escuchado en ninguno de esos lugares, marchas, ni letreritos bobos, mencionando “abajo el imperialismo peruano”. Porque si se trata de empresarios peruanos, desde Gastón Acurio, tiene sus afamados restaurantes en España. Y nadie lo bota ¿o no?

Y si no queremos presencia extranjera, eso debimos pensarlo desde antes, cuando se permitió la presencia de Pizarro, gracias a la pelea entre Huáscar y Atahualpa ¿o no fueron tácticas fallidas? Luego, el glorioso ejército libertador ¿No fue acaso, un ejército mercenario, lleno de soldados extranjeros; o es que teníamos alguno, con “hermanos originarios”? ¿No fueron acaso extranjeros, los libertadores San Martín, Bolívar, Sucre, Miller, O`higgins? El Primer Presidente del Perú, fue el ecuatoriano don José de La Mar.  El diario “El Comercio”, fue también fundado por una familia de raigambre extranjera.

Además, si el Perú de hoy con un racismo al revés que desde Puno (cuándo no), se viene sembrando; no entendemos entonces, cómo es que el principal exégeta de la “cultura Aymara”, el Italo-Español  Dante Nava (que no tuvo por ningún lado sangre aymara) hizo el famoso poema “Orgullo Aymara”. Además, y tal como lo decía el miraflorino Ricardo Palma, “El que no tiene de inga, tiene de mandinga”. Y fue por los años 1840, cuando trajimos a los Chinos con engaños, para someterlos a una vil explotación. Pero ellos, se sobrepusieron a su miserable existencia a la que nosotros los peruanos, los sometimos, para hoy, ser sinónimo de éxito y de trabajo. Lo mismo pasó con los Austriacos, a quienes ofrecimos el oro y el moro, para no darles nada, excepto confinarlos a la selva virgen, y fundaron Pozuzo, y miren lo que es hoy, comparado con el resto de “hermanos originarios”. Y no fue acaso el Barón Alemán Alexander Von Humbolt, quien por más de 6 años se dedicó a estudiar científicamente al Perú, y con su propia fortuna, ni que decir del italiano Antonio Raymondi.

Ese complejo muy “peruanito”, de pobrecito, de tontito, de vivir con “oncesito nomàs”, de estirar la mano, para conseguir regalos; es lo que siempre nos hizo daño. Así que ahora, con la presencia de los venezolanos, muchos malos vendedores sienten que el piso se les mueve. Aprendan entonces a engreír a sus clientes, a mostrarles buena cara (los que puedan) y sobre todo, muestren que son capaces de ser mejores. Como siempre, el peruano mediocre no se acuerda de cuántos peruanos se fueron espantados del proto-comunismo de Velazco Alvarado, y del populismo del primer gobierno de Alan García; y fueron bienvenidos a cuanto lugar fueron. ¡Cuando entenderemos que la peor competencia que uno puede tener, es su propia incompetencia!

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
Publicaciones Ver más
Top Press
Lo más
Archivo
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
Enlaces
Encuesta
Lo sentimos, por el momento no hay encuestas disponibles.
Suscripción

¿Quieres estar actualizado en noticias de turismo?