EL PAVO NAVIDEÑO.

Luis Miguel Pino Ponce

Javier Valle Riestra, en su tesis (luego convertida en libro) “La responsabilidad constitucional del Jefe de Estado”, decía que a los hombres se les juzga por su perigeo y no por su apogeo. Y esto es de aplicación a la difícil coyuntura peruana, donde el otrora financista de lujo, lobbysta de talla mundial, y tecnócrata socorrido por todos los gobiernos, hoy metido a Presidente; tiene que guardar en el sótano sus blasones, y vestirse para la guillotina política. Y es que en el ágora de las leyes peruanas (pero llena de iletrados) no interesa la responsabilidad penal, o la civil, o la empresarial: Es solo la responsabilidad política la que se determinará, y lo demás es cuento.

Ahora, para los que pergeñamos el derecho económico, sabemos que en lo corporativo, normalmente los CEO´s (Chief of the Executive Office) son los que deciden la actuación dentro del mercado de las corporaciones. Y en los bancos de inversión –donde el negocio es la colocación de capitales, o el financiamiento de grandes obras- es básicamente el prestigio personal de los CEO´s la que va a inducir a contratar a quienes van a dirigir la inversión. Con toda esta previa explicación ¿Alguien puede creer que Westfield Capital, propiedad de PPK, sin su nombre en la sombra, hubiera podido conseguir algún contrato millonario? Además, si como silvestremente en ese velorio político del último domingo, llamado “conferencia de prensa”, dijo PPK que “recién revisando los contratos se ha encontrado con que si hubo contratación con Odebrecht” Y esto es para ingenuotes: Si dijo que ya no tenía nada que ver con su empresa, y que todo lo manejaba el chileno Sepúlveda (su Maiman, o Vladi) ¿Cómo es que ahora él revisa la documentación? Esto me recuerda a la expresión de un famoso narco: Es mi hermano, ¡pero yo no sé nada! ¿Y porque no lo trae hoy a Sepúlveda, si estuvo alegremente en su juramentación? Y eso de que pide que le levanten  el secreto bancario, es para idiotas: Semejante cocodrilo financiero, ¿No tiene acaso su dinero en paraísos financieros? O cree que hay otros bobos como Fernando Olivera, que envió oficios a la Superintendencia de Bancos de Grand Cayman, cuando justamente la Banca Off Shore, se caracteriza por su nulo o tenue control fiscal. Oiga PPK, no todos somos ignorantes en derecho bancario. ¡Estas frito pescadito!

Ahora, como la política peruana es la ciencia de lo posible (Luis Alberto Sánchez dixit), a lo mejor van a jugar los cubileteos: Dar el indulto a Fujimori, a cambio de la cabeza de PPK. Si esto se acepta, va a ser una gran oferta navideña: Indultado e indultador se irán al cuerno. Esa decisión era antes, no juega ahora. Por lo que ya, PPK parece el pavo navideño; no pasa del 21 y menos llega a navidad. Ahora, feliz navidad al colega que sea el abogado del ya finado PPK, porque seguro le contará una de vaqueros, prometiéndole algo que todos saben que no es posible. Esto es como el libro de Gabriel García Márquez: Crónica de una muerte anunciada.

 

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
Publicaciones Ver más
Top Press
Lo más
Archivo
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
Enlaces
Encuesta
Lo sentimos, por el momento no hay encuestas disponibles.
Suscripción

¿Quieres estar actualizado en noticias de turismo?