IRAS NO TAN SANTAS.

Luis Miguel Pino Ponce

Al distinguido jurista, Oscar Urviola Hani ex–Presidente del Tribunal Constitucional, recordando a la Santa Inquisición, un personaje anacrónico como Monseñor Del Rio, ha querido mancillarlo; y en él a todos quienes hemos sido acogidos en la orgullosa ciudad del Misti. Pero resulta que su ira, es un pecado “capital”, y es llamado así, porque genera otros vicios y pecados. Al menos así lo dice el Catecismo de la Iglesia Católica (art. 8 “el pecado”). Y si en esto cae el monseñor, ¡qué será de su grey! Lo lamentable de todo, es que con su pecado, promueve –queriéndolo o no- la exclusión social, y el establecimiento de un “gheto”, este último se ha hecho tangible al excluir al desborde de las danzas puneñas, con las cuales se quiso rendir tributo a la Blanca Ciudad, por parte de quienes espantados de otros lares (como Puno) donde es pecado la inversión privada, el desarrollo personal y el progresismo; han visto en Arequipa, la tierra prometida. Y han echado raíces contribuyendo a su envidiado desarrollo. ¡Arequipa et Orbi!

¿No se acuerda acaso el curita, que en el éxodo, partieron los judíos de Egipto a lo que es hoy Israel? Además, si quiere vestirse con otra sotana, la de ser Arequipeño del cogollo y no de trasplante, la verdad que le queda un poco ancha tal prenda; porque el monseñor, si bien es cierto no es del Collao, si lo es del Callao. Es decir, su origen está mucho más lejos que el de nuestro distinguido ex – catedrático de la Universidad Católica Santa María. Además, no creo que al Dr. Urviola le alcance los epítetos de este cura “neo-exorcista-characato-postizo”. Olvida a propósito, que Oscar Urviola, ha defendido a Arequipa, en muchos frentes pero siempre dentro del fragor democrático. No fui su alumno favorito, pero reconozco en mi antiguo maestro su calidad en enseñar un curso tan árido como derecho tributario, y hacerlo interesante; y ni que decir de su vocación democrática demostrada con hechos más de una vez. De manera que, si algo debe de recordar el intemperante sacerdote aludido, es que la vigencia de la Iglesia Católica, se ha logrado justamente por su sincretismo y su ancha base social; y si con su exabrupto pretende excluir de Arequipa a quienes no exhiban su árbol genealógico que necesariamente debe partir de la zona más pétrea del Misti; o de las profundidades del Chili, esto revela que hay algunos curas que siguen en el año 1808, fecha de la creación del Primer Colegio de Abogados de Lima, y en cual como requisito para ser miembro se exigía: “ser hijo de cristianos viejos, sin sangre mora e impura; no ser hijo natural, y jurar defender con su vida el sagrado misterio de la Virgen María.” (Así lo cita Fernando de Trazegnies en su libro “La idea de Derecho en el Perú Republicano del Siglo XIX”). Al curita poco le falta pedir partida de nacimiento de sus antepasados, a quienes pretendan ingresar a la catedral de Arequipa. ¡Va de retro satanás!

Con semejante estropicio verbal, creo que a la volcánica tierra del Misti, el monseñor le ha entregado, justo en su aniversario; un presente griego. Y si es que para él, Oscar Urviola es un “horroroso puneño”, pero nunca hemos escuchado semejantes epítetos para los curas violadores y pederastas; y que “democráticamente” los encontramos desde en las capillas de los alejados pueblos (que creo nunca los visita) y hasta en las altas esferas del Vaticano. Es que del pecado de la ira, son hermanos la soberbia, la avaricia, la lujuria; creo que para deslindar con semejantes enemigos de las virtudes cristianas, haría bien monseñor en hacer un mea culpa, y darse golpes de pecho con mocha de toro. Es que si de él, no vamos a ver un acto de contrición, de humildad y de público reconocimiento de un error (y horror) cometido ¿Cómo recibirían sus demás sacerdotes la personalísima confesión y luego la absolución? ¿Dónde quedaran los cotidianos dichos de “confieso padre que he pecado de pensamiento, palabra, hecho y omisión?. O es que para él, aplica lo que siempre dice el ex – cura (que ya no tiene cura) Arana: Eso no va. Aunque si quiere ser un Arequipeño de “adaptación” podría complementar su apellido a: Del Rio Chili y Torrenteras. ¿Verdad?

Escriba su comentario No hay comentarios

Comentar con: ó
Videos Ver más

Cargando video...

Sociales Ver más
Chica T&T Ver más
Enlaces
Encuesta
Lo sentimos, por el momento no hay encuestas disponibles.
Suscripción

¿Quieres estar actualizado en noticias de turismo?